¿Por qué a Irán y no a Israel?.


Arthur González.

El Senado de losagresion contra iran Estados Unidos acaba de aprobar por unanimidad, nuevas sanciones contra los sectores de la energía, portuarios, los astilleros y el transporte marítimo de la República Islámica de Irán, con el malévolo fin de estrangular su economía, crearle una fuerte situación de escasez interna, para que el pueblo se lance a las calles contra su actual presidente, algo casi copiado del conocido como “Proyecto Cuba” aprobado por el presidente J.F. Kennedy en enero de 1962 con la Guerra Económica contra la República de Cuba.

¿Cómo es posible que 94 senadores puedan dar su voto a favor de esta acción contra los derechos humanos del pueblo iraní y sin embargo se nieguen a firmar una condena al estado de Israel que masacra sin piedad a niños inocentes, mujeres y hombres en la Gaza palestina? ¿Existe humanidad en esta acción?.

Es muy difícil para cualquier ser de este mundo, creyente o no, que pueda compartir con los asesinos israelitas y sentarse después a la mesa y agradecerle al Señor la cena que se van a comer.

El gobierno norteamericano hace unos días presionó a sus aliados para que no convocaran al Consejo de Seguridad de la ONU y analizar los ataques despiadados de los israelitas contra los palestinos; evitó a toda costa una condena a su más fiel aliado, rompió lanzas a pesar del desprestigio que ese acto le causaba; sin embargo contra Irán lo hace por solicitud de su protegido Israel.

Israel desde el siglo pasado tiene un amplio y fuerte programa nuclear, se ha negado a firmar cuanto tratado existe sobre el tema, no permite que se le inspeccionen sus centrales nucleares y centros de enriquecimiento de uranio, pero le exige a Irán que no construya su central nuclear, pues nadie excepto ellos puede tenerla en esa región.

Aun se recuerda el ataque sorpresivo e ilegal a la central que construía Irak con el apoyo de los franceses y contra la central que construía Siria, ambas bombardeadas por la aviación israelita en los años 80 del pasado siglo, sin recibir la más leve condena internacional y menos de Norteamérica, a pesar de la ilegalidad de esos actos de terrorismo de Estado.

La actual votación del Senado de los EE.UU. sirve para que todo el mundo se dé cuenta quienes son los norteamericanos, a quién apoyan y a quién condenan cuando alguien se pone en contra de sus intereses geopolíticos.

Si se trata de defender a sus aliados o sus propios intereses, no hay derechos humanos que se sostengan, se hace lo más conveniente, así sea asesinar a todo un pueblo, algo que ejecutan a diario contra Cuba y Venezuela por el simple hecho de que no se les subordinan y se les enfrentan con valentía y dignidad.

Esos son los autotitulados “Campeones de los Derechos Humanos” del mundo, los que se abrogan el derecho de hacer listas negras de países terroristas, donde jamás han colocado a Israel, y tienen a un presidente al que le regalaron bochornosamente un premio Nobel de la Paz.

Por eso suman cada día el rechazo de los pueblos. Ya no pueden seguir engañando a millones de personas que sufren sus desmanes. La historia se encargará de pasarla la factura más temprano que tarde.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s