¡la canonización de Yoani Sánchez!


Arthur González.

A la velocidad con que va la nueva campaña mediática para crear la imagen de que en Cuba se violan los derechos humanos, no es de extrañar que pudiéramos ver en los próximos días el anuncio de que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) de la OEA, le solicitan al Vaticano la canonización inmediata de Yoani Sánchez Cordero, como la “santa milagrosa de las redes sociales”.

El hipotético anuncio no sorprendería a algunos cibernautas, ya que en los últimos cuatro años ella ha recibido más premios que cualquier científico, académico u hombres de letras con una amplia hoja de servicios a la humanidad, algo de lo que carece, a pesar del empeño de la CIA, USAID, SIP y la CIDH, por construirle una imagen de víctima a toda carrera.

Como si no le bastaran las falacias que aseguran que es “acosada, perseguida y que se encuentra en una situación de riesgo”, ahora tratan de hacerle creer a quienes no la conocen, que “corre peligro”. Increíble invento para satanizar el proceso cubano, solo por el hecho de enfrentarse al imperialismo yanqui, resistir sus embates durante 53 años y no rendirse a sus pies. Sin embargo, ni la SPI ni la CIDH se han pronunciado contra el acoso de los EE.UU. en su empeño en destruir la Revolución, mediante la Guerra Económica con sus acciones de Bloqueo, el más largo de la historia moderna que dura ya medio siglo, plan que intenta ahogar por hambre al pueblo, lo cual está recogido en documentos oficiales norteamericanos ya desclasificados, algo que no pueden negar.

La CIDH jamás ha acusado a los Estados Unidos por dar refugio en su territorio a connotados terroristas, autores confesos de asesinatos y crímenes de lesa humanidad, como Luis Posada Carriles y Orlando Boch, autores de la voladura de un avión civil en pleno vuelo, matando a 73 personas inocentes, o a Guillermo Novo Sampol, cómplice del asesinato del ex canciller chileno Orlando Letelier, Gaspar Jiménez, asesino del diplomático cubano Dartagñan DíazVirgilio Paz Romero, cómplice del asesinato de Letelier, indultado por George W. Bush, y José Dionisio Suarez Esquivel cómplice del mismo asesinato e indultado por el presidente G.W. Bush, entre muchos asesinos más.

Tampoco se ha referido a los autores de múltiples y reiteradas acciones de Guerra Biológica contra Cuba, ejecutadas por terroristas al servicio de la CIA, los que introdujeron por primera vez en la Isla diferentes plagas y enfermedades como el Dengue, causante de la muerte de cientos de personas entre ellas muchos niños, acción declarada en 1984 ante el tribunal de New York por el norteamericano de origen cubano Eduardo Arocena, asentada en la página 2189, expediente 2 FBINY 185-1009.

Por eso los pueblos repudian a los dirigentes norteamericanos, a la CIA y las organizaciones que ejecutan sus planes, por falta de moral. Ahora al tratar de fomentar la campaña a favor de Yoani, demuestran una vez para quien ella trabaja, quien la mantiene, que pretenden de ella y las misiones que cumple al servicio de una potencia extranjera contra su Patria.

Esa es la verdadera imagen de una asalariada del Imperio, pues de no serlo la CIDH y la SIP no perderían su tiempo en fabricarle una imagen de “Santa”, cuando realmente no lo es.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s