Ceguera total o mala intensión.


Arthur González.

Esta interrogante es para ser respondida por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la OEA, la que al parecer no ve lo que realmente tiene que mirar para condenar a los verdaderos responsables de tantas injusticias en el continente latinoamericano.

Siguiendo las orientaciones de los organismos norteamericanos que trazan la línea de acción contra Cuba, la CIDH condenó “la ola de detenciones arbitrarias” de “defensores” de derechos humanos que tuvo lugar esta semana en Cuba. ¿A qué le llaman ola de detenciones? Es posible que se hayan equivocado de país y con su ceguera apuntaran para el lugar que no es.   Quizás la CIDH pensó que estaba acusando a Panamá por su verdadera ola de represión, causante de la muerte de un menor de solo 12 años por las balas de la policía, o la ola de represión contra los comerciantes peruanos; países donde los detenidos y aporreados son cientos; pero de eso no hay acusaciones de la CIDH, ni de la SIP, ni de la Unión Europea. Los detenidos que no sean de Cuba se pueden podrir en mazmorras de otros países, esos para la CIDH no cuentan.

La supuesta “ola de detenidos” en Cuba es fabricada por los Servicios de Inteligencia Norteamericanos, en la conformación de una matriz de opinión ante la proximidad de la discusión en la ONU de la denuncia cubana contra el cruel e inhumano Bloqueo económico y financiero impuesto por los Estados Unidos, que ya cumple 53 años, y ante la celebración el 10 de diciembre día de los Derechos del Hombre. Para justificar su Bloqueo tienen que demostrar que en Cuba se violan los derechos humanos, de ahí la campaña mediática.

Según la divulgación de un video en el sitio “Hablemos Press”, se puede constatar que en la conducción de la bloguera oficialista de Washington Yoani Sánchez Cordero, NO existió violencia y si mucha provocación de ella para ser conducida, y NO detenida como se afirma.

Esa  vieja orientación que reciben desde Miami de provocar a la policía en las calles para que los conduzcan a las Estaciones y levantarles las actuaciones pertinentes, fue denunciada públicamente por varios mexicanos durante la visita del Papa a Cuba, incluso indicaciones impartidas por líderes de contrarrevolucionarias en conversaciones telefónicas,  fueron dadas a conocer por la TV cubana, donde se escuchó claramente como le decían que hacer para llamar la atención de la prensa internacional.

La calificada de “ola represiva” no fue más que el traslado temporal hacia las Estaciones policiales por las alteraciones del orden público causadas por un grupúsculo de los que reciben salarios mensuales de los norteamericanos, todos con el mismo propósito propagandístico, sino cómo se justifica que Guillermo “El Coco” Fariñas estuviese en la Habana alterando el orden a 300 kilómetros de su vivienda.

La CIDH es supuestamente es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), que le faltó energías para condenar el golpe de Estado, con secuestro incluido, del presidente constitucional de Honduras Manuel Celaya; el intento de golpe de Estado al presidente ecuatoriano Rafael Correa, o la constante y brutal represión policiaca contra los estudiantes chilenos. Estas violaciones no cuentan en la lista de la CIDH y demuestran su ceguera total en contubernio con el Imperio yanqui.

Si no saquen Uds. sus propias conclusiones respecto al papel “imparcial y objetivo” de la CIDH. Al final su sede radica en Washington y es bien conocido que quien paga manda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s