Acepta EE.UU. su culpabilidad.


Arthur González.

             Casa Blanca

El gobierno norteamericano se confesó culpable de las acciones ilegales que realiza desde su Sección de Intereses en la Habana, para entrenar a los asalariados de Washington en cómo tienen que crear situaciones que den al traste con la revolución cubana.  El sitio digital de la “Heritage Foundation”, así lo reflejó en el primer trimestre de este año, al publicar los resultados de un foro sobre el aprovechamiento de las tecnologías para apoyar el movimiento opositor cubano.

       Victoria Nuland

Según las declaraciones de  Miss. Victoria Nuland, portavoz del Departamento de Estado, su Sección de Intereses en Cuba ofrece efectivamente cursos de forma regular a todos aquellos cubanos interesados”.

Lo que no dice Miss Nuland es que ellos no permitirían que ninguna misión diplomática extranjera en Washington hiciera lo mismo. ¿Cómo reaccionaría el Departamento de Estado si la embajada China comenzara cursos para aquellos interesados en la lucha por los derechos civiles y de pronto abrieran una convocatoria para darles clases a los Ocupantes de Wall Street?  Seguramente los diplomáticos chinos tendrían menos de 72 horas para abandonar el territorio de los EE.UU.

Realmente las misiones diplomáticas no se dedican a preparar y abastecer a los “opositores” del país donde están acreditadas, lo que pasa es que los imperialistas se creen con el derecho de hacerlo dónde y cuándo ellos lo consideren.

¿Por qué la embajada norteamericana en Madrid no da cursos de preparación a los indignados? No son acaso opositores al régimen de Mariano Rajoy? Los españoles son reprimidos a golpes y porrazos por la policía, incluso con un salvajismo que nunca se ha visto en Cuba, sin embargo no hay condenas para ese gobierno, que como todos sabemos es un fiel aliado de los yanquis.

Los muy preocupados norteamericanos que según Miss Nuland “Son muy claros sobre su apoyo a la libertad y los derechos humanos”, nunca se preocupan por los trabajadores griegos reprimidos violentamente por la policía de ese país.

¿Por qué no hacen lo mismo con los estudiantes chilenos? ¿Acaso no son seres humanos al igual que los cubanos como para recibir la misma preocupación e incluso un financiamiento de 20 millones anuales para sufragar sus protestas contra el gobierno de Chile que los reprime con ensañamiento, agrede físicamente a miles de jóvenes pacíficos y los encarcela sin causa legal y sin juicios?

La actitud de los norteamericanos con Cuba no está motivada por la defensa de los derechos humanos ni nada parecido, es sencillamente porque no aceptan que los cubanos se emanciparon del yugo imperialista y sin miedo a nada le cantan las verdades sin pelos en la lengua. Eso para ellos es un mal ejemplo y deben pagar muy caro su osadía. Así de simple.

3 pensamientos en “Acepta EE.UU. su culpabilidad.

  1. No se que esperan las autoridades cubanas , para terminar con este problema , que ya hace muchos años que viene alterando el orden publico y poniendo en peligro la seguridad nacional, de Cuba, A QUE ESTAMOS ESPERANDO, QUE SUCEDA UNA DESGRACIA?

    Me gusta

  2. Por un lado acusan de querer desestabilizar al pais,su tranquilidad y su buen funcionamiento,y por otro permiten a estos grupos que quieren volver al capitalismo de antes de 1959,de hacer y decir lo que quieran,es cierto que en las democracias hay libre expresion,pero sobre la verdad,no sobre la mentira de personas como estas al servicio del imperio.paredon y carcel y exijo el cierre de todas las embajadas que se presten a apoyar estos desestabilizadores.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s