Se puso malo el escenario.


Arthur González.

Entre los días 9 y 12 de noviembre de este año, la Organización Espacio de Vinculación Asociación Civil (EVAC) planifica un encuentro en España, como preámbulo a la Cumbre Iberoamericana de jefes de Estado y Gobiernos a realizarse en Cádiz, los días 16 y 17 del propio noviembre.

Según los organizadores de la EVAC, su pretensión es la de lograr un foro denominado “vanguardia iberoamericana 2012”, sobre la “libertad de expresión y equidad de posiciones”, incluida una “sesión interactiva de “democracia participativa” con la presentación de un video de Carlos Payá Sardiñas, hermano del difunto contrarrevolucionario  Oswaldo Payá, muerto junto a otro cubano, por la irresponsabilidad del jefe de las juventudes españolas del Partido Popular, Ángel Carromero, al manejar a exceso de velocidad en una carretera cubana, durante una visita para abastecerlo de dinero.

Carlos Payá pretende presentar un trabajo titulado “disidente cubano”, y varios talleres de corte similar, con la posible participación de eurodiputados, dirigentes del gobierno español, así como de organizaciones internacionales y del cuerpo diplomático acreditado en Madrid.

Pero el escenario interno español es sumamente crítico como para estar escogiendo a Cuba de ejemplo.

Las represiones brutales contra los miles de pacíficos protestantes españoles es un claro y palpable ejemplo de la falta de democracia que exhibe hoy ese país.

¿Por qué no se califica en España u otros países europeos de disidentes o al menos opositores al gobierno, a los cientos de miles de obreros, estudiantes, amas de casa e intelectuales que protestan a diario en las calles españolas y son salvajemente reprimidos por los órganos policiacos? ¿Sino son opositores que son? ¿Por qué 50 cubanos entrenados, abastecidos y financiados por el gobierno norteamericano si son considerados por la Unión Europea como disidentes?

El gobierno español deberá aprobar en los próximos días una nueva ley que prohíbe tomar fotos, filmar o reproducir imágenes de policías y fuerzas de seguridad estatal durante las brutales y crueles represiones a las que somete actualmente al pueblo español.

Con esta camisa de fuerza que se le pretende imponer a los medios de prensa, ¿de qué libertad de expresión, equidad de posiciones y democracia participativa, hablará Carlos Payá?

Sin dudas, para los que viven del cuento de desprestigiar a la Revolución cubana, les va a costar mucho, pero mucho trabajo dorarle la píldora a los prestes  en el evento, pues como dice el proverbio popular, vista hace fe.  Los golpes, porrazos, palizas y detenciones policiales solo se ven en España, Grecia, Italia y Estado Unidos contra los pacíficos indignados. En Cuba solo se escuchan cantos y lemas de los jóvenes a favor de la Revolución.

A los que digan lo contrario, pídanle que les devuelvan el dinero, por que como siempre están mintiendo. El escenario para celebrar la reunión de Espacio de Vinculación Asociación Civil, se puso muy malo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s