Cae la cortina de humo.


Arthur González.

Los que hasta el momento han estado manipulando mediáticamente la verdadera causa del impedimento de viajes de los cubanos residentes en la Isla, verán caer la cortina de humo que no permitía conocer la verdad.

A pesar de que se habla mucho de que la política migratoria cubana es anacrónica y hay hasta quienes la comparan con una versión en papel del muro de Berlín, verán desaparecer como madera comida por las termitas sus falacias construidas por más de 50 años, como consecuencias de las acciones subversivas y de guerra psicológica diseñada por el gobierno norteamericano y los especialistas de sus Servicios Especiales.

Cuando el próximo 14 de enero entren en vigor las nuevas regulaciones, el mundo conocerá que la verdadera razón por la que los cubanos no pueden viajar es porque no le otorgan visas de entrada ni a EE.UU. a Europa ni a muchos de los países de la Latinoamérica.

La manipulación que se ha hecho sobre este tema va desde la repetición de noticias de los que buscan su entrada en los EE.UU. lanzándose en débiles embarcaciones rusticas al mar, hasta los que no regresan de sus viajes por asuntos de trabajo al exterior. Desgraciadamente estas formulas estimuladas por los norteamericanos para sostener sus políticas en contra de Cuba, han sido la única fórmula que jóvenes cubanos han encontrado para la reunificación familiar, pues el gobierno norteamericano se niega a otorgarle visas temporales a los cubanos menores de 60 años.

Los que tienen la suerte de que un cónsul estadounidense le apruebe una visa temporal lo saben, pues son miles los que mensualmente reciben una negativa a su solicitud como respuesta, aunque rueguen un permiso para ver por última vez a padres, madres, hijos o hermanos.

Incluso diferentes administraciones yanquis han limitado las visitas familiares a Cuba, como se destacó George W, Bush, el que impuso prohibiciones de viajar a la Isla solo una vez cada tres años y siempre que fuera a padres, madres o hermanos, el resto de los familiares no eran para él miembros de una misma familia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s