¿De quién es la culpa?


Arthur González.

El pasado 15.10.2012 el sitio “Diario de Cuba”, España, diseñado para desarrollar la campaña mediática anticubana, publicó un artículo en el que exponen unas supuestas declaraciones del presidente de la Federación Internacional de Fútbol, Joseph Blatter, en las que asegura tratará personalmente con las autoridades deportivas cubanas las continuas “fugas” de jugadores de la Isla en eventos internacionales, después de que otros cuatro futbolistas abandonaran la selección en Canadá, antes de un partido de clasificación para el Mundial de Brasil 2014 la semana pasada.

De acuerdo con la publicación Blatter explicó que “definitivamente, no solo es una cuestión del departamento de competiciones (de la FIFA), sino que es una cuestión presidencial que abordaré personalmente ante las autoridades deportivas en Cuba, a los que daré una copia (de sus planteamientos) para que se la hagan llegar a sus autoridades políticas”, “Esto no puede seguir así. Las cosas no funcionan”.

Pero lo que quizás no le han explicado al Sr. Blatter es que estas situaciones pasan porque el gobierno de los Estados Unidos tiene, desde 1959, una política diferenciada con Cuba para estimular las salidas ilegales y las deserciones, con el objetivo de crear la falsa imagen de que los cubanos huyen del comunismo, a la vez que niega las visas para que cubanos como los que abandonaron su equipo, puedan entrar legalmente a los EE.UU.

Si a los mexicanos, guatemaltecos, hondureños, salvadoreños, dominicanos, haitianos y a otros países del tercer mundo en Asia, y África, les abren las puertas de esta forma, también harían lo mismo que los cubanos que pretenden llegar al país más poderoso del mundo. No sé si el señor Blatter habrá visto como los latinos suben al tren que transporta mercancías y combustible de México a EE.UU, para intentar cruzar la frontera y buscar trabajo,  o el gran muro de metal que construyeron los norteamericanos en la frontera con México para impedir el paso de los cientos de miles de latinoamericanos que pretenden alcanzar el territorio yanqui.

Los cubanos aprovechan la ocasión de estar cerca de la frontera norteamericana por el privilegio que les otorga la conocida Ley de Ajuste Cubano, que permite solamente a los nacidos en la Isla llegar a tierras norteamericanas y obtener al siguiente día el permiso de trabajo y a los 366 dias la posibilidad de aplicar como residentes permanentes. Para los cubanos no hay deportación como para el resto de los ciudadanos de otros países, a pesar de tener hijos norteamericanos.

Si quiere hablar con las autoridades cubanas, deberá estar preparado para escuchar la verdadera historia de los conflictos con los EE.UU y los daños que causan sus políticas obtusas contra Cuba.

Quizás después que el Sr. Blatter  conozca la verdad,  tenga que visitar a Norteamérica y exigirles un cambio radical de su política contra el pueblo cubano, entre ellas la Guerra Económica que buscar impedir la satisfacción de las necesidades del pueblo por parte del gobierno, las acciones de Guerra Biológica que tantos muertos, enfermos y plagas contra la flora y la fauna, causa a diario, la Guerra Sicológica que desarrollan sobre la población cubana y sus campañas mediáticas para desprestigiar el proceso revolucionario. Entonces es probable que Blatter comprenda porque los futbolistas cubanos quieran ir a Estados Unidos en busca de la “tierra prometida”.

Anuncios

3 pensamientos en “¿De quién es la culpa?

  1. Pingback: Culpables o inocentes   |

  2. Pingback: Verdades encadenadas |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s