El destape de una “disidente”


Arthur González.

Para los que no conocen a los llamados “disidentes” cubanos resultan excelentes las más recientes declaraciones de Zoé Valdés, escritora cubana residente en Francia, autotitulada “opositora” al gobierno revolucionario, la misma que recientemente fue acusada y condenada por el tribunal de Paris por el delito de difamación.

Zoe acaba de exponer en su blog que cobrará mil euros por promover una huelga de hambre en su blog, lo que es un evidente ataque contra sus homólogos “disidentes” dentro de Cuba. Otra de las tarifas que dijo impondrá por la divulgación, son los llamados toques de cazuelas de algunas contrarrevolucionarias residentes en la Isla, lo que les costará 500 euros por cada referencia que haga Zoe en su blog.

Como fiel reflejo de la falta de unidad, programa político y económico, más la ausencia total de liderazgo, la contrarrevolucionaria Zoe Valdés arremetió contra los opositores internos en Cuba, con un lenguaje caracterizado por la vulgaridad, al calificar de comemierdas a los que así actúan contra el gobierno de Raúl Castro.

Según la residente en Paris, “la libertad de Cuba no es un negocio, no debiera serlo, pero lo es. A numerosas instituciones norteamericanas no les conviene que se caiga el castrismo, sobreviven de su afianzamiento, y ese afianzamiento se lo proporciona el contribuyente norteamericano, pagando por el espectáculo”.

Realmente Zoe atacó a los que desde Miami, incluidos representantes y senadores de origen cubanos, hacen de la contrarrevolución un negocio jugoso, y a los mercenarios internos que reciben parte de los 20 millones de usd que Washington aprueba anualmente para la subversión interna en Cuba. Sus ataques más implacables fueron contra Guillermo Fariñas, Premio Sajarov del Parlamento Europeo; la multi premiada y niña mimada de los norteamericanos Yoani Sánchez Cordero, autora del blog “Generación Y”; Antonio Gonzales-Rodiles, organizador del engendro “Estado de SATS”, por supuesto a las llamadas “Damas de Blanco” con su actual “presidenta”, la inculta  Berta Soler, a la calificada como “actriz dramática” por sus continuos espectáculos teatrales, Martha Beatriz Roque Cabello protagonista reciente de la “Huelga del Aguacate” y por supuesto a Elizardo Sánchez Santa Cruz Pacheco, conocido por el pueblo cubano como “El Camaján”. Todos sin excepción adictos hasta la medula al dinero de los norteamericanos.

Lo que si llama la atención es que la escritora “refugiada” en Francia, se manifieste públicamente de esa forma contra sus congéneres de la llamada “oposición interna cubana”. No sabemos cuáles son las razones que tiene.

Quizás la necesidad de protagonismo que los caracteriza, el celo profesional, porque la disidencia cubana está profesionalizada con salarios incluidos, o viejas rencillas personales de años atrás cuando Zoe era funcionaria del gobierno revolucionario de Cuba ante la Unesco en París (1984-1988) o cuando se desempeñaba como subdirectora de la revista oficialista Cine Cubano (1990-1994), bajo la dirección de Alfredo Guevara, entonces presidente del Instituto cubano de Cine. ICAIC y estrecho amigo de Fidel y Raúl Castro desde su juventud en el “Partido Socialista Popular”.

Algún día se sabrá, pero por lo pronto para los que no los conocen es una buena forma se tener un criterio de los llamados “disidentes cubanos”.

Anuncios

3 pensamientos en “El destape de una “disidente”

  1. Pingback: Con qué se sienta la cucaracha   |

  2. Pingback: Disidencia cubana divida por el dinero   |

Responder a Jose Rivera Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s