El descalabro final de una disidente.


Arthur González.

Desde el pasado 10 de septiembre la vieja diplodisidente cubana Martha Beatriz Roque Cabello, informó a la prensa extranjera acreditada en la Habana que iniciaba una “huelga de hambre”, con el propósito de llamar la atención por la situación interna en Cuba y la detención de un sancionado por delitos comunes que se había involucrado posteriormente en actividades contrarrevolucionarias. En efecto, este simulacro de huelga era precisamente para intentar recuperar la fama de la que gozó años atrás, cuando llegó a ser la mujer más nombrada de la contrarrevolución cubana.

Muchas veces las personas que se acostumbran a ser noticias hacen cosas parecidas, cuando dejan de serlo y este no es un caso distinto.

Martha Beatriz para montar este nuevo espectáculo tuvo que acudir a personas de baja categoría, con antecedentes delictivos, con cultura y educación muy distantes de la de ella. Recordemos que es graduada en Economía y en su juventud alcanzó cultura y desarrollo social, el que nada tiene que ver con las personas que ahora escogió para su supuesta “huelga de hambre”.

Durante los OCHO días en que según ella permaneció en “ayuno total”,  el canal 41 de Miami en su programa a “Mano Limpia”, y varias agencias de prensa como EFE y AFP, divulgaron diariamente la supuesta “huelga de hambre”, reportando exageradamente su “deterioro” físico, en el que aseguraban que había tenido hipoglucemias, pérdidas reiteradas del conocimiento, paros respiratorios, mareos, calambres, diarreas, retención de liquido, vómitos debilidad total y sometida a reanimaciones por dos ex enfermeras que permanecían junto a ella.

Estas trágicas noticias, salpicadas con la malsana intensión de desprestigiar al gobierno cubano, se volvieron contra la propia Marta Beatriz, e incluso de los periodistas y conductores de esos canales, de las agencias de prensa extranjera y los sitios digitales que viven solo de las noticias contra Cuba, y se encargaron de darle seguimiento a la supuesta huelga.

Para nadie que tenga un mínimo de conocimiento de lo que es la diabetes melitus, es un secreto que un enfermo con este padecimiento no puede dejar de ingerir alimentos por más de cuatro horas y menos aun durante OCHO días consecutivos, algo que no tiene precedentes en la medicina ni se ha recogido jamás por la literatura especializada. Por tanto demuestra la total falsedad de la noticia y de lo que son capaces los supuestos “disidentes” en Cuba con tal de ganar protagonismo y dinero fácil.

No sé qué dirán ahora los senadores Marco Rubio, la representante Ileana Ros Lehtinen, Mario Díaz Balard  y Neelie Kroes, Vicepresidenta de la Unión Europea, y la Sociedad Internacional de Derechos Humanos de Alemania (ISHR) sobre este caso, pues se han puesto un cubo de basura defendiendo la mentira y la patraña que ellos mismos alimentan, lo que demuestra una vez más que Cuba posee mucha moral para defender sus principios, contra la llamada “oposición” creada, preparada y financiada con 20 millones de usd anuales por el gobierno yanqui y sus agencias federales, incluida la CIA.

El 18.09.2012 cerca de las 5 de la tarde, la “valiente luchadora” calificada como “Dama de Hierro”, por el despotismo con el que trata a los demás, convocaba nuevamente a las agencias de prensa extranjera, esta vez para anunciar el fin de su “huelga de hambre”.

Con la cara más dura que el acero, salió de su habitación y le dio lectura a un comunicado que ella redactó, sin temblores, calambres, fatiga, falta de aire, ni la piel reseca y  ni todos los síntomas que habían estado divulgando durante OCHO días consecutivos, que la pintaban al borde de la muerte. La que habló a la prensa no fue un cadáver, sino la Martha Beatriz de siempre, a pesar de querer aparentar lo contrario. Se mostró enérgica, prepotente, contrariada  por la derrota y sin la careta de la persona moribunda que circuló por Internet tirada encima de la cama, envuelta en una sabana amarilla, color que identifica a Ochún, que simbolizada en la Virgen de la Caridad del Cobre.

Una vez más quedó demostrado ante todos quien es esta mujer adicta a la fama y de lo que es capaz por tal de mantenerse en los cintillos de prensa. Estos son los llamados “opositores”, los que sueñan con dirigir al pueblo cubano, por eso no han logrado sus propósitos, ni tienen seguidores ni engrosan las filas de sus divididas y fragmentadas organizaciones.

De “victoria moral” califican el hecho. La realidad es que cada vez pierde más credibilidad y prestigio en el exterior, porque en Cuba jamás lo han tenido.

Esperemos que nuevas marañas prepararan para intentar reponerse y volver a engañar a la prensa extranjera. Quizás el próximo encuentro del engendro Estado de SATS, su líder Antonio Rodiles se lo dedique a ella, como forma de demostrar que la perdonó por difamar de él, cuando lo calificó agente de la Seguridad del Estado.

Anuncios

2 pensamientos en “El descalabro final de una disidente.

  1. Arthur, como siempre sus articulos tan bien ilustrados que nos ayudan a reconocer nuevamente a la mercenaria que se esconde detrás de la “vieja de hierro”, siga usted escribiendo con esa fidelidad que ayuda a toda la opinion publica a conocer las patrañas que a diario intentan orquestan estos enemigos de la revolución. Saludos de una fiel seguidora.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s