Los altaneros


Largas filas de personas de todas las edades, aguardan bajo un sol caribeño y aire húmedo que sofoca, para ser atendidas por uno de los funcionarios de la Sección de Intereses Norteamericanos en la Habana, con el propósito de solicitarle y hasta rogarle que le sea otorgada una visa para viajar temporalmente a los Estados Unidos. Otro tanto  se puede observar en el parque de las Misiones frente al otrora Palacio Presidencial, donde está enclavada la embajada de España o en muchas de las embajadas europeas y latinoamericanas acreditadas en Cuba. Sigue leyendo

Anuncios

¡Piedras pa´casa e´Dominguez!


Con semejante expresión cubanísima y reyoya, cuando éramos muchachos (no hace tanto, puedo asegurarles), acuñábamos una frase dicha por alguien a quien, en buena lid, no le quedaba bien. Vaya, era como decir un buen “¡ñoooo!, se la comió”, o algo así.

Según leí en los cables, EFE publicó ayer 12 de septiembre las sentidas palabras del presidente Obama para condenar la muerte de su embajador en Bengasi, Libia, Christopher Stevens, y otros tres norteamericanos, producto a un ataque a la sede diplomática. El asunto me pareció lógico. Está claro que como presidente debe pronunciarse en esa línea. También creo que el terror no es la vía para solucionar ningún conflicto, por justa que sea la causa. Sigue leyendo

Lo que provoca la intolerancia religiosa


Anualmente el Departamento de Estado de  EE.UU. publica una lista de aquellos países a los que consideran que restringen la liberad religiosa, sin embargo en la misma nunca aparecen ellos como parte de los estigmatizados.

Si los norteamericanos no son parte de los que en el mundo coartan la libertad de los creyentes y persiguen a los que profesan religiones diferentes a las de la mayoría de los norteamericanos, entonces ¿cómo calificar a los que hacen filmes en su propio país satanizando a los seguidores de Mahoma y sus doctrinas recogidas en el Corán? Sigue leyendo

La manipulación inescrupulosa de la información


En días pasados uno de los asalariados del gobierno norteamericano y asistente VIP a su Sección de Intereses en La Habana, Héctor Maceda, quizás siguiendo instrucción de sus patrocinadores, lanzó la información de que el brote de cólera recientemente eliminado en Cuba, pudiera deberse al síndrome de deficiencia proteica”. ¿Mala fe o mala memoria? Es posible que sean ambas, pero es bueno refrescar un poco el pasado reciente.

Nuestra pequeña Isla ha sido golpeada con ensañamiento por los vecinos del norte con múltiples acciones, según se reconoce en documentos desclasificados del propio gobierno norteamericano. Sigue leyendo