El taparrabos de hojas de laurel


En vez de una hoja de parra, el llamado Observatorio cubano de derechos humanos (OCDH) radicado en Madrid, España, emplea para atapar “sus partes” una pequeña hoja de laurel, mostrando su falta de moral para analizar realmente los derechos humanos en otras tierras.

En consonancia con los designios de Miami y Washington, este grupúsculo contrarrevolucionario creado con el marcado propósito de deformar la realidad cubana, ha convocado a una jornada anticubana, con la trasnochada pretensión de recolectar “un millón de firmas en reclamo de la libertad y el respeto a los derechos humanos en Cuba”, a partir del lunes 03 de septiembre.

Nadie en su sano juicio y exento de un presupuesto enviado desde los EE.UU., pudiera planificar semejante evento, el que se enmarca en el contexto organizado por la contrarrevolución terrorista radicada al sur de la Florida.

Con la grave crisis de todo tipo que ha impuesto el gobierno del “Barbero de Madrid, Mariano Rajoy, es una burla pretender llamar violador de derechos humanos a otro gobierno. Esta acción poner al descubierto una vez más a quien responde la autotitulada organización española Observatorio cubano de derechos humanos.

Si tanto le preocupan los derechos humanos, ¿por qué razón no protestan por el desamparo en el que Rajoy ha dejado a cientos de cubanos que llegaron a España como supuestos refugiados políticos y desde hace meses acampan frente al Ministerio de Asuntos Exteriores sin ser atendidos por nadie? Si observan tanto el cumplimiento de los derechos humanos y son verdaderamente independientes, cuál es el motivo por el que no denuncian a la policía española por cometer constantes abusos de estos derechos contra su propia gente.

Si se les borró de la mente lo que hace la guardia civil, solo miren estas imágenes y tengan el valor de reconocer donde es que se violan los derechos de los seres humanos, pues semejantes actos nunca se han visto en la isla de Cuba.

¿Entonces quienes son los verdaderos represivos? Si desean saberlo pregúntenle a cualquier español de a pie para que le respondan.

En Cuba jamás un diplo mercenario se ha visto en semejante trance, a pesar de las campañas enemigas pagadas por Miami.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s