El extraño temor de la viuda de Payá Sardiñas.


Arthur González.

Todo hace indicar que la viuda del fallecido contrarrevolucionario Oswaldo Payá Sardiñas, líder del “Movimiento Cristiano Liberación”, ha iniciado una trágica campaña para tratar de hacerse ante la prensa internacional como una víctima del gobierno cubano, sin dudas preparando su partida del país, pues sin el esposo que recibía permanente financiamiento del extranjero ya no tiene de que vivir.

Lo que llama la atención es que Payá Sardiñas fue un activo contrarrevolucionario durante 30 años y jamás tuvo preocupación por su seguridad, incluso no se conoce que haya estado preso nunca, a pesar de ser el autor del llamado “Proyecto Valera” contra el gobierno revolucionario. Sin embargo ahora su viuda Ofelia Acevedo intenta atraer la atención internacional hacia ella, evidentemente para sacarle algo de provecho, pues se conoce que los diplodisidentes viven de esas historias de terror y misterio al mejor estilo de Hollywood, para poder pedir visas, que se les page la salida del país y finalmente les conceda la categoría de refugiados políticos, como forma de continuar siendo subvencionados económicamente.

Ese cuento es viejo y muy utilizado por los llamados “disidentes”, sino que le pregunten a la madre de Orlando Zapata Tamayo, que lo hizo en grande y después de ser usada en propaganda contra Cuba, llegó como refugiada política a Miami, pero hasta ahí llegó su historia, quedó abandonada a su suerte limpiando pisos y cuidando ancianos, según declaró ella misma por la TV norteamericana hace meses.  Todo el mundo conoce que en Cuba no hay desaparecidos, ni torturados, ni muertes extrajudiciales, eso es reconocido por cuanta organización de derechos humanos existe, sino buscar el informe de “Amnistía Internacional”.

Payá junto a Harold Cepero, otro contrarrevolucionario, murieron en un accidente automovilístico, cuando el auto en que viajaban se estrelló contra un árbol de la carretera, por conducir a exceso de velocidad. El chofer resultó ser el español Ángel Carromero, alto funcionario de la rama juvenil del gobernante Partido Popular de España, quien junto al sueco Jens Aron Modig, presidente de la Liga de la Juventud del Partido Demócrata Cristiano de Suecia, llegaron a Cuba con la misión de entregarles dinero y orientarlos en cómo seguir actuando contra el gobierno revolucionario, algo que demuestra la injerencia extranjera en los asuntos internos cubanos y las violaciones que hicieron estos extranjeros del estatus de turistas.

Si Ofelia espera que el gobierno de Chile la declare refugiada política para irse a vivir allí con sus hijos, no tiene porque decir falsedades. Ella no representa nada para el pueblo de Cuba, no es nadie, no trabaja, ni tiene problemas judiciales, por tanto nadie perdería su tiempo en seguirla y controlar sus movimientos.

Ofelia debe ser más prudente, respetar la muerte de su esposo y tener algo de escrúpulo, no sacándole partido a la pérdida de un ser querido. Estas actitudes definen realmente quienes son estas personas y de lo que son capaces, al final la verdad siempre se abre paso.

Tiempo al tiempo para ver quién tiene la razón, el caso de Reina Luisa Tamayo es una prueba de lo que digo. Vivir para ver.

Un pensamiento en “El extraño temor de la viuda de Payá Sardiñas.

  1. Pingback: Asalariados trasformados en héroes   |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s