La verdadera imagen de las Damas de Blanco


Arthur González.

Los que tuvimos la oportunidad de ver y analizar los dos materiales publicados por la TV cubana, que destruyeron las campañas mediáticas conformadas desde Miami, a partir el accidente automovilístico que causó la muerte de Oswaldo Payá Sardiñas y de Harold Cepero, provocado por el español Ángel Carromero, alto funcionario de la rama juvenil del gobernante Partido Popular de España  y  el sueco Jens Aron Modig, presidente de la Liga de la Juventud del Partido Demócrata Cristiano de Suecia, comprobamos quienes son realmente las llamadas “Damas de Blanco” y en especial su “presidenta” Berta Soler Fernández.

La conducta demostrada por Berta, demuestra su falta de cultura, educación formal y baja catadura moral. Con su voz rajada, grita, amenaza y coacciona, en evidente falta de liderazgo natural para dirigir a otras personas. Pero lo lamentable del caso es que diplomáticos europeos, con buen nivel profesional, experiencia, cultura y desarrollo social, se dejen arrastrar por las presiones de sus gobiernos y grupos políticos, para que pierdan su tiempo atendiendo a personas como ella y existan otros que aprueben premios para este grupo que solo sigue los dictados de la mafia anticubana radicada en la Florida.

En ambos materiales se pudo palpar la carencia de criterio propio y de intelecto, que le impiden a esta señora redactar una simple carta u ofrecer una entrevista de prensa con coherencia y peso en sus argumentos. En sus conversaciones  con la prensa o con sus asalariadas, demuestra bajo nivel cultural, falsedad de sus argumentos, e incluso desconocimiento de los documentos que dice confeccionar, quedando plasmado que solo funciona bajo la dirección de Miami.

Las dificultades que tiene con su expresión oral, articulación y pronunciación, sumado a la poca elaboración de ideas, nos hace pensar en la penosa situación a la que arrastra a sus hijos, los que por su edad deben ser centro de la burla de sus compañeros de escuela, conociéndose que los adolecentes son en muchas ocasiones crueles en sus juegos con sus compañeros de escuela.

Con la exhibición de su actuación pública, el pueblo cubano y los televidentes del mundo, constatamos la verdadera imagen de la llamada “oposición cubana”, la que ni tiene, ni puede tener seguidores por su falta total de ideas, convicciones y capacidad de liderazgo.

Muchas gracias a la TV cubana por mostrarnos el verdadero  rostro y alma de la diplodisidencia al servicio de los yanquis.

¡Que los compren quienes no los conocen!

6 pensamientos en “La verdadera imagen de las Damas de Blanco

  1. Pingback: Dónde están los acusadores | El Heraldo Cubano

  2. Pingback: Dónde están los acusadores |

  3. Pingback: Dónde están los acusadores. #Cuba #DamasDeBlanco | Cuba por Siempre

  4. Pingback: Dónde están los acusadores. #Cuba #DamasDeBlanco |

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s