Mentira, quien te lo va a creer.


Arthur González.

Así decía la letra de una pegajosa canción que hizo popular a un cantante habanero por los años 80 en Cuba y es realmente lo que le viene como anillo al dedo al artículo del Nuevo Herald titulado “Documentan escalada de hostigamientos y arrestos políticos en Cuba”, el cual dándose poco a respetar, se hace eco de lo que le trasmitió el llamado centro de información “independiente” Hablemos Press, radicado en La Habana, donde asegura  en su informe mensual de junio, el arresto por motivos políticos y de corta duración de 411 opositores pacíficos y periodistas “independientes”.

Añade el engendro contrarrevolucionario financiado con parte de los 20 millones de dólares aprobados anualmente por el gobierno norteamericano y el asesoramiento de sus diplomáticos destacados en la capital cubana que “El régimen cubano continúa llevando a cabo su política de fuerza mediante la violencia y la represión, contra la llamada sociedad civil”, concluyó el informe.

De igual forma, El Herald recoge las declaraciones de otra de las favorecidas por el dinero que envía desde los Estados Unidos para su accionar en contra de la Revoluciona, Berta Soler, autotitulada “presidenta” de las llamadas Damas de Blanco, en las que se quejó de una supuesta nueva escalada de actos de hostigamiento y amenazas de turbas progubernamentales.

Pero lo que no aparece por ninguna parte es la documentación a que hace referencia el titular, pues la pura verdad es que estos elementos contrarrevolucionarios no pueden exponer ni una sola acción de fuerza policial contra ellos. En EE.UU. se sabe de sobra que la policía cubana no se parece a la de ellos, no usa cascos, ni escudos, ni chalecos anti balas, no porta armas largas, ni da palos como ellos.

Aclarando los términos, los llamados “periodistas independientes” no son tal cosa, sino elementos contrarrevolucionarios preparados a la carrera por la Sección de Intereses de los Estados Unidos, donde les imparte clases de cómo buscar información, procesarla y enviarla a sus patrocinadores, con lo que obtienen un salario mensual. Entonces ¿de dónde sale el término de independientes? Son más que dependientes pues en Cuba no trabajan y su labor cotidiana es hacer contrarrevolución. ¿En qué país de este mundo alguien se puede dar el lujo de no trabajar y vivir como reyes y reinas? Pues en Cuba, ah pero si se les ocurre salir de la Isla enseguida chocan con la verdad, el abandono total de los amos y son dejados a su suerte, sino que se miren en el espejo de los que andan por Madrid protestando y durmiendo en plena plaza pública frente al Ministerio de Exteriores reclamando el apoyo que antes recibían por mentir y provocar a los revolucionarios en Cuba.

Por todo esto es que tanto los que viven del cuento de la contrarrevolución, como los que hacen campañas mediáticas contra Cuba desde hace 53 años y sin resultados, le viene muy bien recordar la canción de marras, porque ya nadie puede creerse tantas mentiras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s