Las verdaderas intensiones de una diplobloguera.


Arthur González.

El pasado 13.06.2012 el blog “Generación Y” de la diplobloguera Yoani Sánchez Cordero publicó un artículo que demuestra las verdaderas intensiones de esta señora, las cuales no son para nada nobles, ni llenas de buenos sentimientos.

El artículo de marras hace un forzado paralelismo entre la obra teatral del famoso escritor español Lope de Vega, “Fuenteovejuna” y Cuba”. En la obra del español un pueblo cansado de las injusticias del gobernador, decide quitarle la vida tomando la justicia por sus manos. Sin ninguna sutileza la señora Sánchez, incita a hacer algo similar con los gobernantes cubanos. Me gustaría conocer el criterio jurídico de un profesional que se enfrentara a tal situación en su país y cuáles serían las respuestas que deben dar a la persona que llegara tan lejos. ¿Cuál será la sanción que le pediría un tribunal británico, sueco, holandés italiano o norteamericano por algo similar?.

Pero lo que no reconoce esta diplobloguera, que solo actúa a la sombra de las misiones diplomáticas, como la norteamericana y otras europeas que la abastecen y apoyan totalmente, es que la contrarrevolución en Cuba ni en sueños tienen semejanza con el pueblo de Fuenteovejuna, pues carece de autenticidad, al ser creada por el gobierno norteamericano a pocos días del triunfo de una verdadera revolución popular, que se enfrentó en cuerpo y alma a la lucha contra los asesinos, la injusticia social, la desigualdad racial y el atropello de los marines yanquis que mancillaron hasta la estatua del apóstol de nuestra independencia José Martí.

La contrarrevolución financiada por el gobierno norteamericano con 20 millones de dólares anuales, nunca ha logrado unidad como el pueblo de la obra de López de Vega. Esa unidad en cambio si la mantiene el de Cuba, que sabe lo que perdería si volviera a caer bajo la “bota imperial” de los EE.UU. adonde no quiere regresar más. Por esa razón a pesar de la necesidades causadas por medio siglo de guerra económica, impuesta por el gobierno yanqui, continua firme e indoblegable. Sino fuera mayoritario el apoyo popular a la revolución socialista seguramente ya los norteamericanos estuvieran de vuelta en la Isla, disfrutando de sus casinos de juegos eliminados por la Revolución, en sus negocios de prostitución, drogas y gobernando el país a través de políticos corruptos y serviles como los que dirigieron la neo colonia desde 1902 hasta el 31 de diciembre del 58.

La diplobloguera al servicio de los yanquis no debe confundir inconformidad con oposición. Las cubanas y cubanos siempre hemos sido inconformes, algo que mueve al desarrollo, pero eso no es oposición al sistema que levantamos entre todos, a pesar del disgusto norteamericano y de sus serviles mafiosos de Miami.

Por supuesto que deseamos y necesitamos un futuro mejor, pero siempre defendiendo hasta el final nuestras conquistas. Ese el gran error de los yanquis, que no pueden distinguir una cosa de otra. El debate popular por encontrar como hacerlo es público y de todos; en la prensa, los barrios, en reuniones sindicales, en las organizaciones sociales y políticas, incluso hasta en la prensa del partido comunista, porque aunque quieren decir lo contrario en Cuba si hay libertad de expresión, lo que no permite el pueblo es la contrarrevolución organizada, entrenada y financiada desde la misión diplomática norteamericana.

Tal y como hizo el pueblo unido de Fuenteovejuna, defendemos nuestra patria de invasores mercenarios en 1961, entrenados y armados por el gobierno norteamericano y si se atreven a un 2do fracaso tendrán una respuesta similar. Si no ¿cómo se explica que el pueblo llene las plazas y calles con millones de cubanos de todas las edades, sexos, colores y estratos sociales, en respaldo a la obra revolucionaria.

Los cubanos dignos no necesitamos otra Cuba al estilo made in USA, queremos la que construimos, por supuesto perfeccionada, mejorada y renovada acorde a los tiempos que nos ha tocado vivir, pero la que sueña la contrarrevolución tienen que buscarla en la calle 8 de Miami, donde el odio los consume y la nostalgia por el pasado va borrando poco a poco de su mente el terruño donde un día vieron la luz por primera vez, al acabárseles las esperanzas de imponer un gobierno en Cuba al servicio de la burguesía.

Un pensamiento en “Las verdaderas intensiones de una diplobloguera.

  1. Estamos esperando demasiado, con estos elementos ke quieren afectar a nuestra patria, a que estamos esperando? a ke cometan agresiones contra la poblacion trabajadora y sacrificada? a ke pierda la vida alguien, x culpa de estos elementos? Las autoridades cubanas ya deben tomar medidas drasticas con estas escorias, antes de ke se produscan males peores, y luego tengamos ke lamentarlo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s