Fabricando una noticia.


Arthur González.

El pasado 6 de junio la agencia de prensa AFP publicó una noticia, que al analizarla no resiste un solo segundo sin que el más tonto o inocente de los lectores se percate de la manipulación mediática de la misma.

Su contenido, la próxima entrevista entre algunas de las llamadas “Damas de Blanco” con el Cardenal Jaime Ortega Alamino.

¿En qué país de este mundo tan convulso eso es noticia publicable? Pero en el caso cubano va preparando el terreno para el inicio de una nueva campaña mediática contra el prelado por no acceder a las presiones de cuatro mujeres que son entrenadas, abastecidas materialmente y financiadas por el gobierno norteamericano y las organizaciones terroristas de Miami; algo público y notorio.

Según el cable de AFP, las asalariadas de los norteamericanos le plantearán al Cardenal Ortega “la supuesta represión contra las Damas de Blanco” y el resto de la autotitulada oposición interna”, además de “la detención temporal de unas 60 miembros del grupo” durante la visita del Papa Benedicto XVI a Cuba, en marzo pasado y no podrá faltar la petición de ser recibidas por el Santo Padre en Roma, ya que el viajecito a Italia deberá estar incluido.

Todos los días las televisoras del mundo exponen las imágenes de las salvajes represiones de los órganos policiacos de Grecia, España, Canadá, Estados Unidos, Italia, Alemania, Chile, Egipto, Israel y muchos más, contra cientos de miles de personas indefensas que reciben chorros potentes de agua, palazos y patadas de caballos de la policía montada, sin embargo no hay campañas mediáticas a su favor.

En Cuba sucede lo contrario, dos docenas de las asalariadas de Washington caminan todos los domingos por una de las más importantes arterias de la capital, sin que nadie las mire o moleste, solo con el acompañamiento cómplice de algún diplomático europeos, especialmente de Chequia y a veces uno de los Estados Unidos, así como de uno que otro medio de prensa extranjero, lo cual no ni remotamente comparable con lo que ocurre en España ni en Chile.

Sin embargo, la nota de prensa sobre estas señoras que caminan por el dinero que reciben para hacerlo, no puede faltar.

Así son las cosas contra Cuba, porque el que paga manda y por tanto debe hacerse, aunque eso no sea noticia ni en Burundi.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s