¿Quién puso la bomba?


Arthur González.

El pasado 10.05.2012 en supuestos ataques suicidas con el empleo de dos coches bomba en un barrio de la capital Siria, murieron al instante al menos 55 personas inocentes y 372 heridas, lo que sembró el pánico y la desolación entre la población de Damasco. Resulta evidente que detrás de estos actos criminales está la mano de Israel, con la complicidad de su patrocinador, Estados Unidos.

No es la primera vez que desde las más altas oficinas del “Mossad” se preparan y aprueban actos semejantes; miles de ellos se han ejecutado en países del medio Oriente para asesinar a dirigentes palestinos y demostrar su poderío, con la intensión de atemorizar a sus contrincantes e incluso a sus aliados.

Hay que tener presente que Israel tiene puesta su mirada en la sustitución del actual gobernante Sirio, con vistas a ocupar esa importante plaza en la región, para posteriormente caer encima de Irán, en lo cual tiene total respaldo de la Casa Blanca. Por ese motivo, desde el pasado año se vienen dando pasos para la desestabilización interna de Siria, con el propósito de demostrar a toda costa que resulta necesario una intervención militar que ponga fin a la supuesta represión gubernamental contra el pueblo, al igual que diseñaron contra Libia.

Es conocida la introducción de mercenarios desde Turquía para llevar a cabo ataques contra las principales ciudades sirias, desplegando a la par campañas mediáticas que demuestren la existencia de una “guerra civil” dentro de ese país.

Al verse Israel y los EE.UU. impedidos de lograr una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, que les diera carta blanca para sus acciones al estilo libio, han optado por la guerra interna como vieja táctica empleada en los años 60 contra Cuba, hoy en día desclasificada a través de decenas de documentos que así lo prueban, y contra Nicaragua, por solo citar dos ejemplos conocidos y demostrados fehacientemente.

Sin el menor remordimiento, los israelitas se lanzan con su vieja línea de trabajo empleada contra países del “Medio Oriente”, como el sabotaje perpetrado en abril de 1979 a los reactores que se construían en Francia, para la planta nuclear de Iraq. Con el fin de ejecutar ese plan, introdujeron un equipo de sus mejores hombres con cinco cargas de explosivos plásticos, instalándolos estratégicamente en los núcleos del reactor, ubicados en un hangar de la ciudad de “La Seine”, de la rivera francesa, donde hicieron detonar una sofisticada espoleta que funcionaba a base de un ingenio manual, creada especialmente en uno de los laboratorios del Mossad.

Es bien conocido que Israel se auto proclama como una nación de guerreros, lo que significa que el contacto directo con el enemigo está considerado como el más honorable acercamiento que cabe hacer y convierte al Mossad en el máximo símbolo del Estado de Israel.

Por tanto, la respuesta a estos actos terroristas hay que buscarlas en las oficinas del Mossad, donde seguramente encontraremos a su enlace con la CIA analizando de conjunto los planes de sus futuras acciones.

Anuncios

Un pensamiento en “¿Quién puso la bomba?

  1. Sigo insistiendo, q estamos cediendo demasiado terreno, en nuestra misma Patria, a elementos, q muchos engañados, x las promesas de conseguirles una visa para los EE.UU y otros x amor al dinero verde, podrian causarnos en un futuro, graves consecuencias, como la de Siria y entonces nos lamentariamos d x q no se actuo con mas enrgia, antes q sucediera cualquier cosa , no subestimemos al enemigo y menos en nuestro mismo patio.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s