¿Es humanitario el sistema carcelario norteamericano?


Arthur González.

Releyendo el artículo del periodista Wilfredo Cancio Isla, publicado el 25.04.2012 en el bog “Café Fuerte” me asalta la duda de cuán humanitario son los sistemas carcelario y penal norteamericano, como para reclamarle al gobierno cubano que se le permita al norteamericano Alan P Gross viajar a los EE.UU. para visitar a su madre enferma.

Entiendo que la esposa de este señor, Judith Gross, luche hasta lo imposible por lograr su liberación y pronto retorno a su hogar. Sin dudas es la posición que se puede esperar de una buena esposa, compañera de la vida en las buenas y en las malas, pero pretender igualar el caso del permiso que recibió René González de viajar a Cuba para ver a su hermano en fase final del cáncer que lo aqueja, es absolutamente inadmisible.

René está actualmente en libertad, después de haber cumplido los trece años que injustamente le impuso la jueza en Miami por una causa que no se pudo probar, el espionaje. Las declaraciones de militares, funcionarios y testigos así lo confirman, al igual que están probadas las presiones de la mafia anticubana, el pago a periodistas para las campañas mediáticas y las intimidaciones sicológicas sobre el jurado.

Gross, está cumpliendo su primer año de sanción por conspirar a favor de los Estados Unidos, para lograr el derrocamiento del sistema socialista cubano, mediante la instrumentación del conocido “Plan Bush”, o “Acta de la Comisión para una Cuba Libre del año 2004”, por tanto no se pueden comparar ambos casos.

Le preguntaría a Wilfredo Cancio si él conoce algún preso dentro de las cárceles norteamericanas al que le hayan dado permiso para visitar a un familiar enfermo ingresado en un hospital de ese país. Eso no existe. En las cárceles norteamericanas no está contemplado ni siquiera el pabellón conyugal para que un detenido pueda estar con su pareja unas horas para conversar privadamente y mantener una relación amorosa, como si está establecido en el sistema cubano actual. ¿Entonces por qué hacer campaña con algo que ellos no son capaces de resolver en su propio país?

Imagino lo doloroso que tiene que ser para un recluso no estar al lado de un familiar e incluso de un amigo cercano que esté en fase final, pero esas reglas las tienen impuestas todos los países del mundo y Cuba no es la excepción. Una cárcel no es un hotel donde se pasan días de placer y recreo, por tanto Cancio no se puede jugar con los sentimientos de la familia de un preso.

Por qué razón no presionan a Barack Obama para que decida favorablemente sobre los cinco cubanos que luchaban contra las acciones terroristas que llevaban a cabo los grupos mafiosos anticubanos radicados en los Estados Unidos. El es abogado al igual que su esposa Michelle y ambos deben haber estudiado ese caso, como un mal procedimiento de sus leyes y de injusticia ante lo realizado, pero las presiones a las que está sometido no lo dejan actuar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s