Reclamación equivocada.


Arthur González.

Desde hace varios días la Sra. Lilian Castaner Hernández se encuentra tirada a “morir” en el sofá de la sala de su casa, ubicada en el municipio 10 de octubre en la Habana, solicitando a las autoridades cubanas información sobre su hijo Rigoberto Rivera Castaner, nacido el 16 de julio de 1976.

Según se afirma entre sus amistades cercanas, Rigoberto viajó hacia España el 21 de septiembre del año 2000, por motivos de trabajo con la Unión de escritores y artistas de Cuba, UNEAC, pero no regresó. Asegura que desde el año 1994 ya tenía planes de establecerse fuera de Cuba, e inició trámites de salida en la Sección de Intereses de los EE.UU. en la Habana, donde le fue denegada su visa, situación que lo deprimió de sobremanera, al no poder viajar como era su ilusión, a pesar de contar con el permiso de salida.

Ahora la madre desesperada ante el silencio permanente del hijo, quiere de todas formas que el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba le dé una señal de donde está el fruto de su vientre, pero por supuesto se equivocó de puerta.

A donde debe remitir sus interrogantes es a la embajada de España, situada en la calle Cárcel esquina a Zulueta, en el antiguo palacio Velazco, preciosa edificación de principios del siglo XIX, con vista privilegiada hacia la entrada de la bahía habanera, custodiada por la fortaleza de los Tres reyes del Morro.

Seguramente el eficiente servicio informativo del consulado del Rey Don Juan Carlos de Borbón, le encontrará la respuesta que ella reclama, aunque posiblemente sufra una decepción cuando conozca que su hijo Rigoberto no desea saber nada de ella, pues tiene un mal recuerdo de su crianza y el trato que según comentaba él, no le dio como madre.

De acuerdo con expresiones de una de las amistades íntimas que Rigoberto dejó en la Habana, este vivía avergonzado de las actitudes de su progenitora, la cual ha sido sancionada varias veces por conductas delictivas.

Por tanto, los reclamos de Lilian no pueden ser al gobierno cubano, y dejarse de hacer propaganda con ese tema que solo le compete a ella y al padre, si es que aun le interesa el hijo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s