¿Cuba podría tomar la palabra de Dios al pie de la letra?


 Henry Garcia

“Que Cuba se habrá al mundo”, pidieron los máximos representantes de Dios Juan Pablo II y Benedicto XVI, pero no trazaron caminos obligados, no fue por gusto, ambos conocen los resortes y amenazas que mueven y se ciernen sobre el mundo actual.

Por eso cuando oigo a alguien decir que tenemos que normalizar las relaciones con la diáspora de Miami, me viene a la mente la idea de porqué no trata esa diáspora de normalizarlas con nosotros; pasando revista algunos huyeron de este país por los crímenes que cometieron contra su propio pueblo, otros para no estar aquí cuando atacaran los yanquis y recuperar posteriormente sus tierras, industrias y negocios, y aquellos que buscaban un bienestar mejor ante las penurias impuestas por el bloqueo norteamericano, al margen de los que están debatiéndose entre la vida y el anzuelo del “sueño americano”.

Si, porque hay que recordar a los desmemoriados que el gobierno estadounidense (todos han sido iguales, sino díganme alguno que no haya tirado bombas y asesinado a fieles en cualquier parte del mundo, para robarles sus riquezas), primero ansió arrebatar a Cuba a los españoles, y lo hizo; apoderarse del país, y desarmó al ejército libertador e introdujo la enmienda Platt y la neocolonia, después fue sacado de nuestro territorio por la Revolución (a medias porque aún conservan una bota en la Base Naval), y regresaron al punto de partida con ansias de cerrar nuevamente el círculo sobre nuestro país; para eso han invertido millones de dólares (Goliat) fabricados por ellos (tienen la imprenta) para hacer la GUERRA ECONÓMICA a esta pequeña isla (David).

También algunos diasporistas, han tratado de que los de acá vivamos cada día más mal, y para ese fin no solo han aportado algún capital, sino que han hecho fortuna y logrado reconocimiento y altos cargos dentro del gobierno norteamericano gracias a esas acciones, sin contar a los Posada Carriles y su séquito de asesinos que han sobrevivido allí como magnates sin que nadie o casi nadie levante su voz para acusarlos.

Ahora, después de más de 50 años, de pronto, en medio de la GUERRA ECONÓMICA QUE SE ARRECIA CADA DÍA MAS, algunas personas, muy bien intencionadas, de la Diáspora, dan muestras de acercamiento a esta: su tierra donde nacieron. Será que oyeron a Juan Pablo II y a Benedicto XVI y están interpretando las luces que salen de Cuba.

Es menester recordar también el pasaje bíblico (histórico) escrito en el Evangelio según San Juan, de que Jesús “haciendo un látigo con cuerdas, echó a todos fuera del Templo, con las ovejas y los bueyes; desparramó el dinero de los cambistas y les volcó las mesas; y dijo a los que vendían palomas: «Quitad esto de aquí. No hagáis de la Casa de mi Padre una casa de mercado.»

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s