El desespero de un asalariado.


Arthur González.

Después del fracaso aplastante que sufrió la escasa y viciada contrarrevolución interna, durante la visita a Cuba del Santo Padre Benedicto XVI, han recibido fuertes presiones desde Miami para que ejecuten alguna acción provocativa en la vía pública que justifique el empleo del dinero que enviaron antes de la llegada del Papa para entorpecer su desarrollo.

Se conoce plenamente que las organizaciones contrarrevolucionarias dirigidas por la mafia anticubana de la Florida, remitieron a sus asalariados en la Isla, miles de dólares para que pudieran movilizarse y hacerle creer al mundo que en Cuba existía un fuerte movimiento antigubernamental, algo que realmente nunca han logrado, pues un centenar de personas no es movimiento político en ningún lugar del planeta. Sigue leyendo

El cambio de estrategia.


Arthur González.

La agencia BBC Mundo publicò el pasado 3 de abril una entrevista realizada a Carlos Saladrigas, cubano radicado en Miami desde inicios del 60, mediante la tenebrosa y criminal Operación “Peter Pan”, que fue promovida por la CIA en contubernio con la iglesia católica cubana y de Miami, la que mediante la mentira y el engaño de que el gobierno revolucionario cubano se disponía a quitarle la patria potestad a los padres, fueron enviados más de 14 mil niños y niñas sin sus padres hacia los EE.UU. Sigue leyendo

¿Dónde están los derechos humanos de España?.


Arthur González.

El gobierno derechista de Mariano Rajoy ha vuelto a tomar como tema  los Derechos Humanos en Cuba para agradar a los EE.UU.

Este sentido, el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo ha hecho reclamos a la Isla acusándonos de violar los Derechos Humanos, cuando la propaganda contrarrevolucionaria generada desde Miami deformó las causas de la muerte de un santiaguero que cumplía sanción por golpear a su esposa delante de sus dos hijos menores y su suegra y agredir a la policía cuando procedía a conducirlo a la Unidad policial, producto de la denuncia de su propia suegra. Sigue leyendo