El irrespeto por la verdad.


Arthur González.

El  periódico ABC de España, envió a La Habana a su periodista Anna Grau, para entre otras cosas cubrir la visita del Santo Padre, pero no perdió la oportunidad para entrevistar a la mujer más premiada de la historia de toda Iberoamérica, Yoani Sánchez Cordero, personaje conformado por obra y gracias de los sectores  de la ultraderecha miamense.

Yoani, graduada en filología, hija de un taxista y una despedidora de una base de Taxis, decidió soberanamente buscar nuevos horizontes para salir de su núcleo familiar, el que ya no le aportaba ni cultural ni espiritualmente, por lo que viajó a Alemania en el año 2000 por primera vez, decidiendo en su segundo viaje instalarse definitivamente en Europa.  En  2004 regresa a Cuba, aparentemente no le había ido bien, pero antes sostuvo un encuentro “casual” con un terrorista de origen cubano, prófugo de la justicia por poner bombas en cines y tiendas por departamentos en la capital, y devenido en agente de la CIA, nombrado Carlos Alberto Montaner, que le cambiaría “milagrosamente” su vida.

Desde su retorno a la Isla que tantos defectos le encuentra, se inicia como bloguera y paulatinamente la situaron en el Ciberespacio de forma privilegiada, y de la noche a la mañana se convirtió en la cubana más laureada desde que Cristóbal Colon conquistó estas tierras. ¿Por qué motivos? Para crear una nueva contrarrevolución interna con amplia visibilidad, aprovechando su imagen de mujer joven, blanca y  delegada al estilo europeo, con preparación cultural y sobre todo muchos deseos de triunfar.

Así las cosas, comenzaron a llegar los premios, ya que estos garantizan el dinero necesario para costear el nuevo engendro y evitan encasillarla en el grupo de asalariados de Miami, a lo que se le sumaron algunas corresponsalías de prensa que le han asignado, convirtiéndola  es una persona privilegiada en este mundo de crisis.

No obstante la alta solvencia económica que le han dado sus “premios”, Yoani critica el creciente contraste entre los cubanos y lo que ella califica de “nueva clase con moneda convertible en el bolsillo” ¿Y ella en que grupo se sitúa? ¿No se incluye dentro de esta nueva clase con amplia solvencia con casi 100 mil dólares en premios en solo tres años? Esta forma de tergiversar y manipular las cosas en algo común en ella.

Siguiendo este patrón, desde el exterior la han puesto otros afeites para hacerla autentica y distanciada de la vieja contrarrevolución, calificándola como “solidaria con la disidencia anticastrista”, “modelo de rebeldía menos dramática y más posmoderna”, “más fácil de imitar y asumir por la mayoría”, y otros más, lo cual está en correspondencia con la imagen que le construyeron sus amigos de Washington.

Esta es precisamente la estrategia para que los jóvenes la imiten e intentar formar una nueva contrarrevolución más moderna. Pero en Cuba la “llamada disidencia” no está huérfana, por donde quiera que la mires aparece como Pi constante la Sección de Intereses de los Estados Unidos, y ese es precisamente el lado flaco de esta “bloguera”.

A diferencia de la arcaica contrarrevolución o las vulgares Damas de Blanco, a Yoani han tratado de no involucrarla demasiado, pero es imposible. Le abrieron las puertas de la embajada de Suecia para que tuviera libre acceso a Internet, en vez de darle entrada en la Sección de Intereses Yanqui donde se mezclaría con la chusma.  Al final los que pagan mandan y tienen que orientarla, por eso varios diplomáticos norteamericanos se ven obligados a violar las reglas y contactarla, aunque lo hagan con bastante discreción, pero se acaba el tiempo y quieren aprovechar coyunturas, por lo que  bajo cualquier pretexto la invitan a sus casas o a lugares públicos para ajustar los planes.

Ante la falta de éxitos en la captación de jóvenes para su proyecto, no ha quedado más remedio que convertirla en vocera de la vieja y gastada contrarrevolución, incluso en arranques de desesperación comete graves errores, al incitar a salir a la calle en protestas masivas y difamar de instituciones, emitir noticias falsas y calumniar a personas naturales.

Por tanto, sería conveniente que disfrute la luz del sol que ve desde su comedor, porque quien le desea el mal al prójimo, el suyo el viene caminando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s