Siguen las presiones sobre Benedicto XVI.


Arthur González.

Como si fueran seres superiores, los norteamericanos se empeñan en presionar al Santo Padre para que haga lo que ellos desean, en relación a Cuba. En esta misma línea, la Congresista Republicana de EE.UU Ileana Ros-Lehtinen urgió al Papa Benedicto XVI a reunirse con Las Damas de Blanco y otros grupos de disidentes en su visita a Cuba, demostrando irreverencia y prepotencia ante un jefe de Estado representante de Dios en la Tierra.

¿Se pensará esta impía que puede tratar al Papa como a los asalariados que tiene en Miami y Cuba? Más le valdría un poco de educación formal a la hora de dirigirse a un mandatario, por demás un hombre de la iglesia. Su odio obstinado contra la patria que la vio nacer no puede saltar las barras del sentido común.

Un Papa no es un pelele a quien se le pueda dar orientaciones ni tratarlo como se desea. Mucho respeto y tacto tienen los principales estadistas del Mundo en hacerlo. Con la posición que asume esta señora deja bien en claro su catadura moral y ética, lo demás sería emborronar páginas y perder el tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s