¿Sorpresa o disgusto?.


Arthur González.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, se declaró sorprendido por el debate que existe sobre la asistencia de Cuba a la Cumbre de las Américas, a celebrarse en Cartagena, Colombia, en abril próximo.

Pregunto ¿sorprendido o disgustado? El Sr. Insulza tiene demasiada experiencia en la vida y dentro de la propia OEA, como para no conocer que Cuba fue injustamente suspendida de esa organización, mediante un plan del gobierno norteamericano y la CIA, los cuales presionaron abierta y descaradamente a los países latinoamericanos para lograrlo, e incluso la CIA organizó manifestaciones públicas en apoyo a esa acción, todo lo cual se encuentra hoy en día desclasificado y se puede fácilmente comprobar cómo lo hicieron y quiénes los siguieron en esas acciones.

¿Acaso no sabe el Sr. Insulza que desde hace muchos años gobiernos y pueblos reclaman la presencia de nuestro país en ese foro continental y es Cuba quien no desea hacerlo por tener elementos suficientes para considerar a esa organización como poco confiable y al servicio de los yanquis?

Lo que realmente sucede es que al gobierno norteamericano la sola propuesta de los países del ALBA de no asistir a la Cumbre si Cuba no era invitada, le ha caído muy mal y ahora no saben cómo maniobrar para no verse con pocos seguidores en ese evento, lo cual resultaría un rotundo fracaso. Para eso están tratando de desplegar la campaña mediática de que nuestro país no cumple con el requisito de democracia.

Es evidente que los parámetros norteamericanos para ser democrático es diferente al de muchos países del mundo. Para los yanquis ser democráticos es reprimir violentamente con golpes y gases lacrimógenos a los que protestan pacíficamente por la pérdida del nivel de vida, es mentir ante la ONU para poder invadir a otro país, es bombardear a la población civil para defender los derechos humanos, es introducir agentes biológicos contra otro país para afectar sus cosechas, animales de crianza y personas, causándole la muerte de niños, mujeres y hombres; es tener cárceles clandestinas y no darle derecho a un juicio justo a los detenidos en las mismas, es emplear aviones no tripulados y asesinar a civiles asegurando después que son errores y es darle amparo a terroristas asesinos de víctimas civiles como Luis Posada Carriles.

Sin embargo el Sr. Insulza por estos hechos no se ha mostrado sorprendido. No ha dicho ni una sola palabra por la brutal represión de la policía yanqui sobre los pacíficos ocupantes de Wall Street, ni por la constante y flagrante violación de los derechos humanos de cientos de miles de inmigrantes latinoamericanos que son tratados inhumanamente e incluso separado familias enteras por las deportaciones que se llevan a cabo en los EE.UU, a pesar de ser este país miembro de la OEA y sede de su presentación.

Por estas causas y otras más, como la falta de apoyo a la Argentina en su lucha por recuperar las islas Malvinas, a Cuba no le interesa regresar a dicha organización que no representa los verdaderos intereses de los pueblos de América Latina, sino los intereses imperiales.

Anuncios

Un pensamiento en “¿Sorpresa o disgusto?.

  1. Desde luego Insulza aspira a terminar sus dias en USA y no puede hacer mas
    que servir con fervor los intereses politicos y economicos de su futura patria
    por adopcion, el sabe en Chile no podra vivir nunca mas para disfrutar todo
    el dinero ganado en el arduo trabajo diplomatico.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s