¿Por qué a Cuba?


Arthur González.

El pasado 1ro de marzo el ex embajador estadounidense ante la ONU,  reclamó solidaridad internacional con la llamada “oposición interna” de Cuba y rechazó el supuesto  “incremento de la represión” del régimen castrista contra los “opositores”. ¿A los que cobran un salario de una potencia extranjera, se les llama ahora así?

Para que se tenga una idea de cómo es el problema, baste decir que desde 1997, el Departamento de Estado gastó 200 millones 826 mil dólares para tratar de derrocar al gobierno revolucionario cubano, y solo en el año 2009 asignó 45 millones para esos planes, además de que el presidente Barack Obama aprueba 20 millones anuales desde que se sentó en la oficina oval.

Por supuesto, estas declaraciones las realizó en Miami, capital de la Mafia anticubana y promotora principal de las campañas mediáticas contra Cuba. Bolton aseguró que las protestas exigiendo libertad y democracia en las calles de la isla caribeña han aumentando “de manera exponencial”, lideradas por un “valiente grupo” de activistas.

Lo que no dijo este ex diplomático es que desde la Sección de Intereses de su país en la Habana, SINA, se dan clases para llevar a cabo actos provocativos y desafiantes y se les abastece de medios materiales para su propagada, le facilitan el acceso a Internet con el objetivo de que envíen denuncias falsas con hechos inventados y otros tergiversados, para continuar recogiendo dinero norteamericano y vivir sin trabajar.

Tampoco mencionó que los yanquis diseñaron un plan para entorpecer la visita del Santo Padre Benedicto XVI, mediante acciones callejeras de alguno de estos mercenarios y le orientaron algunos presos que rechacen los alimentos del penal para dar la impresión de que en Cuba hay un movimiento opositor unido y fuerte, nada más lejos de la realidad.

¿Por qué no le exigen lo mismo al presidente Obama que reprime con golpes, gases lacrimógenos y chorros de agua a los cientos de miles de los Ocupantes de Wall Street? Y a los británicos que acaban desalojar a los ocupantes que protestaban en Londres por las pésimas condiciones de vida y la pérdida de empleos. ¿Por qué no le exige Bolton con similar énfasis a los españoles, griegos, italianos y franceses?

Muy sencillo, ninguno tiene un gobierno que se enfrenta desde hace 53 años a los yanquis y eso no se le perdonará jamás al pueblo cubano. O se vuelven a plegar a sus designios o continuará la agresión directa a la economía con la Guerra Económica y la Subversión Ideológica, con la falsa ilusión de que algún día se rindan.  Pero estas tácticas son viejas  y repetitivas, los cubanos las conocemos muy bien y como otras planificadas desde 1959 transitarán por el fracaso; sino que recuerden la derrota aplastante de su invasión por Bahía de Cochinos, que por ese mismo camino van los actuales mercenarios. Esta historia se titula “Vivir del Cuento”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s