Orientaciones de Miami no tuvieron éxito el 23 de febrero.


Arthur González.

FEU obstaculiza pretensiones de las Mercenarias del Imperio

Evidentemente la mafia anticubana de Miami está rabiosa porque a pesar del alto financiamiento enviado a la contrarrevolución interna de Cuba, no pudieron llevar a cabo los planes previstos para el 23 de febrero en conmemoración de la muerte del preso común Orlando Zapata, convertido por obra y gracia de la campaña mediática estadounidense en un supuesto mártir.

Zapata con un aval de delitos comunes fue acogido por elementos contrarrevolucionarios y estimulado en combinación con su madre, para que realizara una huelga de hambre hasta morir, a  fin de poder contar con un pretexto para desarrollar una cruzada internacional de condena a Cuba, en momentos que la Unión Europea decidía el levantamiento de sus sanciones a la Isla.

Para darle publicidad a la celebración, las organizaciones de Miami enviaron fuertes sumas de dinero a varios de los más activos contrarrevolucionarios cubanos, y las instrucciones de las acciones que debían ejecutar; entre ellas las que recibieron el plan de trabajo estaban las llamadas Damas de Blanco, pero todas se quedaron con las ganas.

La “flamante presidenta” Berta Soler convocó a varias de sus asalariadas para la vivienda de la finada Laura Pollán, con el propósito de ejecutar la provocación callejera orientada, algo que no habían hecho desde que todos sus esposos fueran liberados por el gobierno cubano con la mediación de la iglesia católica.

Lo que Miami calificó de “turbas progubernamentales”, realmente fue la famosa comparsa de la Federación de Estudiantes Universitarios, FEU, que haciendo gala de su alegría, ritmo y calidad, desfilaron frente a la casa donde estaban reunidas las asalariadas de Miami, por supuesto con la pretensión de efectuar su provocación. Sin embargo las que nunca habían visto las coreografías de esta histórica comparsa, por residir  en provincias, se deleitaron ante la profesionalidad de esta agrupación artística y casi a todas las Damas se le movían los pies y las caderas como reflejo incondicionado de la sandunga cubana.

Por otra parte, esa llamada “Turba progubernamental”, demostró cultura y nivel académico, al presenciar el lanzamiento del Libro “Enemigo”, del escritor Raúl Capote, quien fuera reclutado por la CIA para trabajar contra los jóvenes intelectuales y organizar un proyecto subversivo entre ellos para oponerlos a la Revolución, algo muy parecido a lo que pretenden hacer con el llamado “Estado de SATS”, dada la falta de creatividad que les hacer repetirse aunque ese nuevo proyecto esté condenado al fracaso.

En fin, que el 23 de febrero se convirtió en fiesta popular para la juventud cubana que no se vende ni se rinde, se educa, forma y fortalece como seres humanos más cultos y profesionales que todas las llamadas Damas de Blanco, pues ellas ni trabajan, ni estudian, ni leen, no van a un teatro o a un museo, su vida transcurre asistiendo a una marcha cada domingo a escuchar los regaños de su imperativa “Presidenta” por la baja asistencia y el marcado interés solo por recoger la paga mensual que ella entrega a su antojo, con el sueño de acumular avales para clasificar en el programa de refugiados políticos de los yanquis.

Al final, las que emigran a los EE.UU. terminan como la madre de Orlando Zapata Tamayo, limpiando casas y cuidando viejitos, pues su escaso desarrollo intelectual no les da para más.

Así de sencillo es el cuento, mientras ellas se reúnen a cumplir las órdenes de los que envían el dinero desde Miami, las llamadas “Turbas progubernamentales”, estudian, se enriquecen espiritualmente comprando libros en la Feria Internacional de la Habana y bailando felizmente.

Esa es la razón por la cual la Revolución ya cumplió 53 años de vida, a pesar de los planes terroristas y de subversión que Washington ha diseñado con presupuestos multimillonarios, algo que el odio y el resentimiento les impide ver y evaluar.

Tendremos paciencia. El pueblo cubano puede estar otros 50 años esperando a que se cansen. Mientras tanto aquí en el verde caimán no se rinde nadie.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s