Se desvela la verdadera estrategia contra la visita del Papa a Cuba.


Arthur González.

La congresista republicana por el Estado de la Florida, Ileana Ros-Lehtinen con su acostumbrado lenguaje virulento contra la Revolución cubana, la que odia visceralmente por haber derrocado al régimen tiránico del asesino Fulgencio Batista del cual su padre fue un fiel servidor, ha revelado la verdadera estrategia que persigue la mafia cubana de Miami, apoyada por el gobierno norteamericano y sus Servicios de Inteligencia.

En este sentido, la Sra. Ros reconoció abiertamente el pasado 21.02.2012, que “ella esperaba que la visita del Santo Padre arroje luz sobre la represión contra grupos disidentes y el deterioro de las condiciones del pueblo cubano”.

¿Se le habrá escapado a la Congresista o es que por su edad y tanta rabia acumulada no pudo guardar el secreto de la estrategia que persiguen?

Ahora todo se ve con más exactitud. Desde que se anunció la visita del Sumo Pontífice a Cuba, la Sección de Intereses de los Estados Unidos en la Habana, ha intensificado sus contactos con los llamados opositores, esos que reciben un salario por el gobierno yanqui del presupuesto de 20 millones anuales asignado para la Guerra Sucia contra la Revolución. Incluso se incrementó la preparación a la llamada “disidencia” tanto en la propia misión diplomática como en las residencias de sus diplomáticos, como la clase  impartida el pasado 22 de febrero en la residencias de la Secretaria de Cultura.

¿Que persiguen los yanquis con esta preparación acelerada? Pues darles todo el bagaje necesario para la realización de acciones provocativas en las calles y después amplificarlas a través de los medios de comunicación y las redes sociales, intentando tergiversar la realidad cubana que sustente esa frase de Ileana Ros-Lehtinen en la que asegura que “Cuba vive bajo la dictadura de Castro, se incrementa la represión contra grupos disidentes y se deterioran las condiciones del pueblo”.

Lo que ella y sus secuaces no han tenido en cuenta es que la y el Nuncio Apostólico tiene la verdad en sus manos por residir en Cuba y darle asistencia espiritual al pueblo, incluido a algunos de los llamados “disidentes” que son creyentes.

La Jerarquía católica sabe cuán manipuladores son las asalariadas y asalariados, pues incluso después que el Cardenal mediara positivamente con el gobierno para obtener la liberación de varios presos por actividades en contra de la Revolución, fue mordido por la ponzoña envenenada de algunas de estas autotituladas “opositoras”, acusándolo de plegarse al gobierno comunista.

Seguro estoy que el Santo Padre, sabio por demás, sabrá cómo actuar y su presencia en la Isla será un soplo de aire fresco en busca de que a Cuba se le deje construir su propio camino, sin imposiciones ni recetas, solo con la  voluntad de su valeroso pueblo que ha sabido vencer obstáculos y adversidades y aun mantiene le esperanza de que un mundo mejor es posible.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s