La farsa madrileña contra Cuba.


Arthur González.

A solo unas pocas horas de que la policía española arremetiera brutalmente contra varios centenares de estudiantes en la bella ciudad de Valencia que protestaban contra los recortes impuestos del Gobierno regional ahora dirigido por el Partido Popular, un grupúsculo de cubanos residentes en Madrid lanzaron una convocatoria para apoyar a los mercenarios que en Cuba intentan ejecutar acciones provocativas de las que aprenden en las clases que reciben semanalmente en la Sección de Intereses de los Estados Unidos en la Habana.

Por supuesto que esta convocatoria no es por amor al arte, en un país que vive la peor crisis económica después de la 2da guerra mundial, con una tasa de desempleo creciente y la pérdida de casas, autos y aspiraciones de todo tipo. Realmente el escenario resulta bochornoso de este grupúsculo de cubanos que perdieron su soberanía y para recibir alguna migaja del actual Gobierno conservador tienen que bailar al son del sonido de algunos euros.

Qué dirán los Indignados españoles que tanta represión han recibido en el último año, al ver a estos asalariados de bajo costo, pidiéndole al gobierno cubano el cese de la “represión y el hostigamiento” contra los “disidentes, opositores y defensores de los Derechos Humanos en la Isla”.

Contra Cuba nunca han podido mostrar una sola imagen de represión como las que a diario se publican en la prensa mundial por el salvajismo empleado por la policía española, griega, italiana, británica, norteamericana o francesa contra pacíficos reclamantes de un mundo mejor.

Pero contra la isla del Caribe donde triunfó una Revolución social, donde los yanquis no han podido derrocarla a pesar de invasiones, actos terroristas, se desarrollan poderosas campañas mediáticas pagadas con presupuestos millonarios del gobierno norteamericano para tratar de hacerle creer a mucha gente en este mundo que existe una feroz represión.

El objetivo actual que se persigue está bien claro, tratar de impedir que el Papa Benedicto XVI visite Cuba para que no conozca nuestra realidad y de no ser posible, crear la falsa imagen de la represión contra los mercenarios que paga el Imperio. Pero esto como otros tantos, se desvanecerán, ya que nunca han podido demostrar violencia física contra ningún “disidente”. Los “opositores” que arribaron a Madrid evidenciaron con su salud y aspecto físico la mentira de sus campañas propagandísticas. Sus esposas e hijos llegaron rozagantes, gordos y con una plena salud. Todos estaban vacunados contra 13 enfermedades infecciosas sin costo alguno, con nivel escolar y cultural, lo que es una prueba irrefutable de los avances de esta Isla del tercer mundo, bloqueada y agredida por el Impero más poderoso del mundo actual.

Esperemos pues el resultado de este nuevo show mediático.  El imperialismo ya no puede engañar a los pueblos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s