Pecadores o mal intencionados.


Arthur González.

Para los que aun no conocen la naturaleza de la contrarrevolución mafiosa de Miami y  sus verdaderas intensiones en relación a la visita del Papa Benedicto XVI a Cuba, ahora pueden verlas claramente en las declaraciones de algunos de sus notorios representantes.

Ninoska Pérez Castellón, periodista de Radio Mambí y miembro del Consejo por la Libertad de Cuba, ex esposa del hijo de un de los asesinos más feroces de la dictadura de Fulgencio Batista, criticó la falta de entendimiento de la jerarquía eclesiástica local con ellos. “No es ético que la Arquidiócesis de Miami, una ciudad donde existe una gran cantidad de víctimas de ese régimen, se preste a un viaje donde hay cubanos que están excluidos de poder regresar a su propio país”, comentó Ninoska.  “Los que van, deben tener la autorización del régimen. Creo que la Iglesia no debe ser partícipe de eso”.

O sea que la mafia cubana de la Florida se cree con el derecho omnipotente de decidir y aprobar quienes pueden o no ir a Cuba, incluido el Santo Padre.

Por ese mismo sentimiento de dueños de Cuba, han impugnado al arzobispo de Miami que desea organizar una peregrinación a Santiago y/o la Habana.

La verdadera causa es que no quieren que los cubanos, norteamericanos u otros ciudadanos de los que residen en Miami, vean con su propios ojos la verdad de Cuba, pues la mafia se ha pasado medio siglo asegurando la falta de libertad religiosa, de palabra, de reunión, de movimiento y todo lo que se le ha ocurrido con tal de satanizar a la Revolución.

Ya tuvieron la amarga experiencia de perder credibilidad cuando el Papa Juan Pablo II nos visitó. El mundo pudo comprobar la disciplina, educación y cultura del pueblo cubano. Cada una de las cuatro misas que ofició el Sumo Pontífice fueron excelentes; la liturgia muy bien organizada, cantos y música de nivel mundial. El presidente Fidel Castro y demás miembros del gobierno, elegantemente vestidos, correctos y educados ante el Papa, el cual reconoció la atención y cariño recibidos.

Parece que una segunda derrota no la quieren soportar y tratan por todos los medios de empañarla, pero les va a costar mucho trabajo hacerlo, pues hasta la misma iglesia católica en las palabras de Orlando Márquez, portavoz de la Arquidiócesis de La Habana, reconoce que “Hoy la Iglesia tiene “un lugar más definido en la sociedad”, hay un diálogo con el gobierno y Cuba “vive un proceso de transformaciones y reformas”

Ante esto el empecinamiento de la mafia para impedir la visita y por eso  Ninoska se aferra a su virulento lenguaje cotidiano, sentenciando que “la Iglesia no debe ser partícipe de eso”.

Nada de lo que digan o hagan impedirán que el Papa nos visite y bendiga. Ninoska y su padilla se recomerán nuevamente los hígados y tendrán que ver desde sus televisores a un pueblo alegre y feliz, tal y como lo vieron durante el concierto por la Paz que encabezó el cantautor Juanes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s