El rugido del Imperio.


Arthur González.

El pasado 06.02.2012 el gobierno norteamericano afirmó que Cuba no podrá participar en la próxima Cumbre de las Américas, que se celebrará en el mes de abril en Colombia, porque no cumple con los requisitos exigidos y antes debe hacer “mejoras significativas, políticas y democráticas”.

¿Acaso se estaría mirando en un espejo el gobierno yanqui cuando aseguró que la Perla de las Antillas tiene que hacer mejoras políticas y democráticas? ¿Pensará EE.UU. que tiene un gobierno perfecto y no tiene que hacer mejoras significativas?

Para empezar, Estados Unidos no debe cometer más asesinatos en masa, producto de los bombardeos a poblaciones civiles, tal y como ha hecho por décadas y actualmente realiza en Afganistán, Pakistán, Iraq e Libia, por solo citar los últimos años del gobierno de Barack Obama, sin contar Viet Nam, Panamá, Dominicana e incluso a nuestro país. Nada de estas atrocidades las ha cometido la República de Cuba.

EE.UU. debería mejorar su sistema de salud pública y que todos sus ciudadanos, sin excepción, tuvieran derecho a ser atendidos en los hospitales sin tener que erogar cuantiosas sumas de dinero para no morir ante la falta de un seguro médico, como está pasando en ese país desde hace muchos años, en el que un ciudadano llega a una centro hospitalario y antes de preguntarle de que padece, le piden la tarjeta del Medicare y si no la tiene, es sacado de inmediato del lugar. Esto se resolvió en Cuba desde 1959. Toda la asistencia médica es gratuita.

EE.UU. tiene que solucionar el desempleo creciente que sufren sus ciudadanos, especialmente los jóvenes que no encuentran perspectivas de desarrollo, alcanzando ya los 14 millones de desempleados en el país de más riquezas del planeta. En Cuba no existen estos problemas y el Estado subsidia a todo el que lo necesita. Todos los jóvenes tienen derecho al estudio gratuitamente y se les garantiza una ubicación laboral al culminar sus estudios superiores.

EE.UU. está obligado a revisar su política de venta y uso de armas de fuego y no verlo solamente como un negocio lucrativo, sino como un peligro para millones de personas que sufren cada año la pérdida de sus seres queridos por la violencia ejercida contra inocentes, asesinados por desequilibrados mentales, incluso en escuelas y centros públicos. Cuba está libre de este flagelo.

En EE.UU. el pasado año y durante el presente, se han reprimido brutalmente a cientos de miles de personas que indignadas por la  forma de vida que se ven obligadas a llevar, se congregaron en plazas y parques para protestar. En el propio Washington la policía desalojó por la fuerza y encarceló a cientos de personas que se manifestaban contra la avaricia corporativa y las desigualdades económicas. En Cuba esto no sucede, pero si la policía tiene que poner orden a las provocaciones de tres o cuatro contrarrevolucionarios pagados desde Miami, allá va la campaña mediática contra la Revolución, algo que no sucede cuando la policía yanqui apalea, lanza chorros de agua y gases lacrimógenos contra pacíficos manifestantes.

EE.UU. tiene dos grandes industrias de Cine la de Hollywood y la Pornográfica, incluida con menores de edad, la mayor venta de revistas pornográficas y la mayor cantidad de centros de prostitución de ambos sexos, incluido el tráfico de mujeres. A estos se suma el gran negocio de las drogas fuertes, siendo el mayor consumidor de estupefacientes del Mundo de hoy. Cuba no tiene nada semejante y se sanciona fuertemente a los que intentan copiarlo de EE.UU.

Entonces  ¿quién tiene que hacer la “mejoras significativas, políticas y democráticas”?

La verdad es que cuando las voces de América latina se levantan a favor de Cuba, entonces el lobo lanza su rugido para intentar atemorizar a todos los demás, pero no se dan cuentan que la época es otra y como pregonó su presidente, Barack Obama, son tiempos de CAMBIO, pero no para los latinoamericanos sino para los gobernantes norteamericanos, porque “AQUÍ NO LE TENEMOS NINGUN MIEDO”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s