Sin careta ni disfraz.


Arthur González.

Aunque ya desde hace mucho tiempo la multi premiada, por obra y gracia de los norteamericanos, Yoani Sánchez, está identificada como una de las más codiciadas prendas del gobierno yanqui y sus principales agencias que desarrollan la Guerra Sucia contra Cuba, con sus últimas acciones no se puede mantener por más tiempo con la imagen pre fabricada de una joven inquieta que toma la pluma para “defender sus derechos”. Sigue leyendo

La Guerra sucia continúa.


Arthur González.

Hasta cuándo la Isla de Cuba tendrá que soportar acciones de Guerra Sucia desde el Norte revuelto y brutal? Solo Dios lo puede saber, porque todos los días los elementos que viven del presupuesto de no menos de 20 millones de usd aprobados por el gobierno norteamericano, no tienen otra cosa en que pensar.

Ahora ante la próxima visita del Papa Benedicto XVI están poniendo en práctica un conjunto de medidas de las ya diseñadas para tratar de impedirla y si no pueden, entonces optar por crear bastantes problemas para deslucirla. Como se dice en buen argot beisbolero, “la bola está cantada”. Sigue leyendo

Inician nueva escalda mediática contra Cuba.


Arthur González.

Huérfana de argumentos la contrarrevolución interna de conjunto con la mafia batistiana de Miami, ha iniciado una nueva escalada mediática para intentar desprestigiar a las autoridades cubanas.

En esta ocasión la mentira se traduce en hacerle creer a la opinión pública que la policía revolucionaria golpea y manosea a las mujeres cuando son detenidas. Este nuevo plan está siendo desarrollado ya, la mercenaria Sara Marta Fonseca financiada desde Miami ha declarado que se siente preocupada por las mujeres que han sido detenidas temiendo  la posibilidad de “ser violadas” por las autoridades de la isla. Sigue leyendo

El desarrollo de una campaña.


Arthur González.

La contrarrevolución cubana desde hace varias semanas está llevando a cabo una campaña mediática que no es nueva, pero tiene propósitos diferentes a otras de las desarrolladas contra la Revolución desde hace 53 años.

La misma consiste en crear condiciones favorables para intentar que el Santo Padre Benedicto XVI encuentre un panorama oscuro y turbio en la Perla de las Antillas, como se conoce al archipiélago cubano y se vea obligado a expresar en sus homilías algunas palabras sobre la supuesta represión que “sufren los opositores”. Sigue leyendo