Entregan premio a la difamación


El 01.02.2012 la emisora subversiva Martí noticias divulgó la entrega del “Premio Derechos Humanos Libertad 2011” a la contrarrevolucionaria Sara Marta Fonseca y a la escritora Zoé Valdés, el cual entrega la organización española Asopazco.
Asopazco, supuestamente es una organización de derechos humanos creada en España hace 20 años, (con dinero de Miami y algún que otro euro desviado de los fondos que debía ser empleados en el pueblo español), para reconocer a aquellas personas e instituciones que se hayan destacado en “determinadas disciplinas y actitudes en defensa de los derechos humanos y las libertades en Cuba”. Esto evidentemente tiene el olor a Made in USA, pues solo se premia a los supuestos luchadores por la “libertad de Cuba”.
Está más que claro, todo esto forma parte de la Guerra Sicológica contra la Revolución diseñada desde los EE.UU. hace 53 años.
¿Por qué España no creó una organización y un premio durante la tiranía de Fulgencio Batista que asesinó a más de 20 mil cubanos, si ya en 1958 estaba vigente la declaración de los Derechos Humanos? ¿Por qué no se pronunciaron los preocupados españoles por los asesinatos de inocentes vietnamitas durante la injustificada guerra norteamericana contra ese indefenso país? ¿Acaso se ha pronunciado la Asopazco,por las violaciones flagrantes de los derechos humanos contra los presos trasladados a la Base Naval Yanqui en Guantánamo, los que nunca han recibido la visita de un solo familiar, ni de un abogado, ni los han presentado a un tribunal para ser juzgado en 10 años?
Pero lo más llamativo es en quienes recayó ahora el mencionado premio; nada menos que en la escritora Zoé Valdés, la misma que fue condenada el pasado año en un tribunal de París por el delito de difamación, violación que lleva años cometiendo cuando de Cuba se trata. ¿Esto lo conocerá Mari Paz Martínez Nieto, presidenta de Asopazco?
Seguramente Mari Paz quiso decir que todo lo que escribe Zoe es para difamar a su Patria, como también lo hizo otra de las premiadascon anterioridad, la muy divulgada por la prensa española Reyna Luisa Tamayo, madre de Orlando Tamayo Zapata, detenido en cárceles cubanas por delitos comunes y transformado por obra y gracias de Miami en un preso de conciencia, quien se declaró en huelga de hambre estimulado por su madre para cobrar unos dólares de Washington y ganarse después una visa como refugiada política.
La misma que ahora desde Miami declara por la TV que fue manipulada y engañada por la contrarrevolución, encontrándose abandonada a su suerte en esa ciudad sin trabajo ni dinero para sobre vivir.
Esta es la verdadera historia de la llamada disidencia cubana, triste derrotero de los mercenarios pagados y después despreciados, al mejor estilo del Imperio Romano. Así han terminado todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s