El control de Miami sobre la política exterior de Estados Unidos.


Arthur González.

Cada vez resulta más evidente que la mafia anticubana de Miami controla la política exterior del gobierno norteamericano, lo que impide que puedan legislar libres de presiones sobre cómo actuar en el caso de las relaciones con Cuba.

A pesar que la comunidad cubana radicada en Miami es minoritaria y que muchos cubanos no tienen derecho al voto, por ser solo residentes extranjeros permanentes y no estar acogidos a la ciudadanía yanqui, los congresistas de origen  cubano son poderosos, pues cuentan con un fuerte financiamiento de la derecha del partido republicano, principalmente. Sigue leyendo