Solicitamos ayuda para poder viajar.


Arthur González.

Si de pedir ayuda para lograr la salida de Cuba es el asunto, estoy seguro que miles de cubanas y cubanos pudieran solicitar el favor de cualquiera de los presidentes que mensualmente visitan oficialmente La Habana, para que intercedieran y presionaran al gobierno norteamericano para que nos concedieran un visado temporal para visitar a nuestros familiares más cercanos en los EE.UU.
Todas las cubanas y cubanos sabemos que la Sección de Intereses de los EE.UU. en La Habana, no concede una visa si no tienes más de 60 años y que un joven de treinta años no puede soñar con ver a sus seres queridos pues lo consideran posible emigrante.
Entonces me pregunto, ¿por qué tanto revuelo para presionar a la presidenta brasileña Dilma Rousseff cuando llegue a Cuba  para pedir la salida de una sola persona, si aquí somos cientos de miles los que no podemos obtener una visa para visitar a un pariente o un amigo en cualquiera de los países de América latina o la Unión Europea, porque se nos niega sin derecho a ningún reclamo?
¿Sabrá el cineasta brasileño Cláudio Galvão da Silva que a los cubanos nos cuesta muchísimo trabajo lograr un visado para Panamá, Dominicana, Costa Rica, Guatemala, México, España, Francia, Inglaterra o Italia y que desear viajar a otro país es casi imposible por los requisitos que nos solicitan los consulados de esos países?
Galvão da Silva debería conocer la verdad y es que para salir de Cuba hay que tener primero una visa y solo después es que Inmigración otorga el permiso de salida.
Quizás no conozca tampoco quien es realmente Yoani Sánchez Cordero, la cual es financiada por el gobierno norteamericano para trabajar en el derrocamiento del sistema y gobierno cubano, para lo cual le han fabricado una imagen virtual, mediante el otorgamiento de premios internacionales de la noche a la mañana.
También sería conveniente que el senador brasileño por el Estado de São Paulo y afiliado al Partido de los Trabajadores, Eduardo Matarazzo Suplicy, conociera que esta señora es asidua a las reuniones de la sede diplomática norteamericana, desde donde salen las orientaciones y el abastecimiento para los elementos contrarrevolucionarios creados por ellos y financiados con 20 millones de dólares anuales, aprobados por el presidente de los EE.UU., para intentar derrocarnos sin poderlo lograr, desde hace 53 años.
Aunque el mundo conoce muy bien que el gobierno norteamericano diseña políticas subversivas para intentar desestabilizar a gobiernos que no se le subordinan y por tanto no son de su agrado, es posible que el Senador Matarazzo Suplicy, no sepa que solo en el caso de Cuba el Departamento de Estado gastó 200 millones 826 mil dólares desde 1997 para tratar de derrocar al gobierno revolucionario, y solo en el año 2009 asignó 45 millones para esos planes.

Entonces ¿quiere este honorable Senador que el gobierno cubano sea tan tonto para permitir que una persona que es orientada sistemáticamente por los norteamericanos para ejecutar planes contra Cuba, viaje al exterior para ser mejor entrenada contra su patria?

De que parte está este representante del partido de los trabajadores, ¿con los pobres de la tierra o con los que explotan y asesinan a los trabajadores de los países donde invaden y destruyen a personas inocentes, tal y como han llevado a cabo en República Dominicana, Panamá, Nicaragua, Cuba, Granda, Somalia, Líbano, Afganistán, Iraq y Libia?
No me queda claro si hay ignorancia de lo que están haciendo él y el cineasta Galvão da Silva, o  hay un acuerdo con los yanquis por detrás del telón para intentar sentar a Cuba en el banquillo de los acusados.
Ojalá que sea desconocimiento y de ser así que comprendan que están siendo manipulados por el Imperio y sus lacayos.

Un pensamiento en “Solicitamos ayuda para poder viajar.

  1. Tener que leer semejantes tonterías da pena. Entonces tendremos que asumir que todos los profesionales cubanos que viajan al exterior en misión oficial tienen el propósito de conspirar para transformar los países a los que van en estados comunistades de partido único y en los que un máximo líder se queda para siempre en el poder, entregando el cargo a un familiar cercano y estableciendo así una dinastía….

    El derecho a viajar no tiene nada que ver con los requisitos que exigen los países de destino, ni con los medios de los que disponga el ciudadano para hacerlo. Es un derecho y punto. Al libre tránsito de las personas independientemente de su ideología.

    Si ha cometido algún delito, ¿por qué no la juzgan? Por menos que lo que usted le atribuye a Yoanis Sánchez el norteamericano Allan Gross está purgando 15 años de prisión…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s