Nuevo combate de EE.UU. contra el terrorismo. Ver para creer.


Arthur González.

El Departamento de Estado de Estados Unidos espera reforzar la cooperación interna y a nivel internacional con la creación de la Oficina de Contraterrorismo. Según Daniel Benjamín, el objetivo de esta oficina es derrotar y desarticular a las redes terroristas, siguiendo las orientaciones que impartió el presidente Barack Obama a la secretaria Hillary Clinton.

Me pregunto, ¿Será real el objetivo que asegura alcanzar Mr. Benjamín?

Solo si actúan contra los terroristas y asesinos de origen cubano protegidos por el gobierno norteamericano en la Florida tendrá validez dicha oficina.

No es ocioso recordar que en los EE.UU. vive felizmente Luis Posada Carriles, autor de la voladura de una avión civil de Cuba en pleno vuelo en 1976, donde murieron 73 personas inocentes, entre ellas el equipo completo de esgrima que había ganado el campeonato juvenil en Caracas, Venezuela, acción confesada por este asesino a la periodista de origen cubano María Elvira ante la TV norteamericana y reclamado por la justicia venezolana.

Además residen en Miami otros connotados terroristas como son los casos de:

Ángel de Fana Serrano, quien participó en 1997 en un plan de asesinato al presidente cubano Fidel Castro Ruz durante su estancia oficial en Islas Margaritas, Venezuela.

Carlos Alberto Montaner, prófugo de la justicia cubana por poner bombas en  tiendas por departamentos y cines de la Habana en 1960. Miembro de la red terrorista del asesino terrorista Orlando Bosch, considerado como muy peligroso por el FBI, aunque fue respaldado por George Bush padre e Ileana Ros Lehtinen y residió en Miami hasta su muerte.

Gaspar Jiménez, asesino del diplomático cubano Dartagnan Díaz, el cual fue condenado por terrorista en Panamá, junto a Posada Carriles, por un plan de asesinato al presidente Fidel Castro y liberado por la presidenta Mireya Moscoso bajo presiones de la mafia cubana de Miami.

Guillermo Novo Sampoll, cómplice del asesinato del ex canciller chileno Orlando Letelier. Torturador e integrante del Plan Cóndor en Suramérica y asesino de dos diplomáticos cubanos en Argentina.

Huber Matos, directivo de acciones terroristas contra Cuba, vinculado al narcotráfico centroamericano, junto a uno de sus hijos refugiado en Costa Rica.

José Antonio Colina Pulido, responsable de hacer estallar bombas contra sedes diplomáticas de España y Colombia en la capital Venezolana en el año 2003, refugiado en Miami.

Pedro Remón, asesino de los diplomáticos cubanos Félix García Rodríguez y Eulalio Negrín en New York.

Reinol Rodríguez, jefe militar del grupo terrorista Alpha 66, cómplice del asesinato en Puerto Rico de Carlos Muñiz Varela.

Santiago Álvarez Fernández Magriñá, terrorista y traficante ilegal de armas.

Rodolfo Frómeta, jefe de los comandos F4, autor confeso de acciones terroristas contra Cuba.

Si esta oficina no actúa contra estos terroristas con hechos violentos y de sangre, confesados públicamente  ante la prensa, vanagloriándose de sus acciones contra el pueblo cubano, todo quedará como siempre, una farsa publicitaria para decir que combaten acciones que por detrás ellos mismo estimulan organizan y financian; sino busquen los documentos desclasificados para que comprueben como han ejecutado incontables planes terroristas e incluso de asesinatos contra Cuba y sus principales dirigentes.

Así son las cosas del Imperio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s