Crecen las protestas de los trabajadores


Arthur González

Miles de trabajadores del sector público del Reino Unido se lanzaron a las  calles de casi todas las ciudades para protestar por las inhumanas reformas aprobadas por el gobierno sobre las pensiones de los trabajadores en general y otras medidas de austeridad dictadas por el gobierno, declarándose en huelga general como repudio a estos ajustes neoliberales.
Cerca de dos millones de trabajadores se declararon en paro general de 24 horas, cansados de tanta explotación, mientras la casa real se da el lujo de celebrar un boda a un costo de varios millones de libras esterlinas, con luna de miel incluida por 30 días, algo que solo en sueños pudiera tener un simple trabajador de la Gran Bretaña, a pesar de haber trabajado toda su vida.
La actual crisis que atraviesa el capitalismo europeo ha dejado sin trabajo, casas, escuelas y seguro médico a millones de personas, que ya no ven seguridad en el futuro de sus hijos y el de todas sus familias.
Lamentablemente estos gobiernos no reciben presiones de los EE.UU. ni son condenados por tales acciones, pues el hambre de cientos de familias, la pérdida de sus casas y de puestos de trabajo no son consideradas violaciones de los derechos humanos.
Solo son consideradas violaciones de los Derechos Humanos, el rechazo del pueblo cubano a un grupúsculo de mercenarios organizados, entrenados y financiados por los norteamericanos.
Cuando estos dólardisidentes, por orientaciones de los diplomáticos norteamericanos, salen a las calles cubanas gritando consignas diseñadas desde Miami y reciben como respuesta el repudio de estudiantes, amas de casas, trabajadores y pueblo en general que si apoyan a su Revolución, entonces si se considera que se han violado sus derechos, como si los del pueblo, que es una inmensa mayoría, no son también derechos.
En un gran contraste, la pérdida de 700   mil puestos de trabajo por empleados  británicos y la congelación de los salarios hasta el año 2013, no son violaciones de los derechos humanos, para ese gobierno son solo ajustes y los que protestas revoltosos a los que hay que vigilar.
Así son las cosas en el imperio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s