Parlamento europeo se quita la careta


Arthur González

 El Parlamento Europeo se acaba de quitar la vieja y deteriorada careta, que pretendía mantener de democracia e independencia.

El hecho lo demuestra la invitación que les cursaron a dos contrarrevolucionarios cubanos al servicio del gobierno norteamericano, del cual reciben financiamiento oficial para pagar sus acciones subversivas con el propósito de derrocar al régimen socialista.

Los contrarrevolucionarios son Oswaldo Payá Sardiñas y Guillermo Fariñas. El primero aun trabajador del Ministerio de Salud Pública del gobierno de Raúl Castro y el 2do el “faquir” más famoso según los record mundiales, al asegurar que estuvo casi un año sin comer!

Para este Parlamento ambos son luchadores por los derechos humanos, por hacer y decir lo que diseñan desde Miami, como parte de la Guerra Sucia que han llevado a cabo 9 administraciones norteamericanas desde 1959, solo por el hecho de que la Revolución cubana decidió trazar su propio rumbo sin la intervención injerencista de los yanquis.

Hasta diciembre de 1958 gobernaron en Cuba, ladrones y asesinos como fueron entre muchos, Gerardo Machado y Fulgencio Batista. Entre los dos dejaron una larga lista de muertos, viudas y huérfanos, pero como dejaba a los yanquis hacer y deshacer en la económica del país, no habían denuncias, campañas de prensa ni condenas en ningún lugar de este mundo.

En cambio, cuando Fidel Castro nacionalizó las riquezas del país y las puso a favor del pueblo, de inmediato salieron las sanciones y acusaciones, los actos terroristas contra la economía cubana y hasta organizaron una invasión por bahía de Cochinos para recuperar lo que perdieron.

Sin embargo, no hemos oído ni leído ninguna acción del “ilustre Parlamento Europeo” a favor de los pacíficos indignados norteamericanos, ingleses, españoles, griegos, alemanes o italianos que valientemente han resistido las brutales golpizas que les propina a diario la policía de esos países, ni se le ha otorgado el Premio Andrei Sajarov a la representante de los estudiantes chilenos que mantienen su reclamo para una educación pública en Chile.

Muy poca moral y ética puede presentar hoy el Parlamento Europeo, al permitir las salvajes arremetidas de las policías de sus países contra pacíficos jóvenes que piden un mundo mejor y el derecho humano al trabajo, la vivienda, la salud y a la vida.

Pero eso no es lo que quiere el imperio yanqui, por tanto no esperemos nunca que a un europeo indignado se le entregue el premio Sajarov, pues tendría que apoyar alguna de las acciones contra Cuba que exigen los norteamericanos, sino tendrán que seguir reclamando sus derechos, aunque el Parlamento europeo no considere esas solicitudes como humanas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s