Brutalidad y ensañamiento policial contra pacifistas


En los últimos días la policía del país de la libertad y la democracia, desató una oleada brutal contra los miles de pacifistas que ocupaban plazas y parques en varias ciudades norteamericanas.

A golpe de porras, patadas y arrastrados como sacos de patatas, hombres y mujeres fueron sacados en contra de su voluntad de las pequeñas tiendas de campaña, levantadas para protestar por la pérdida de la calidad de vida que están sufriendo los habitantes del país más poderoso del mundo y auto titulado campeón de los derechos humanos.
En Washington fue terrible lo sucedido, declararon pacíficos manifestantes brutalmente golpeados, algunos aun con sangre sobre sus ropas.
Otras ciudades como Oakland en California, Salt Lake City en Utah, Portland en Oregón, Denver en Colorado y San Luis en Misuri, han tenido las mismas escenas de abusos y excesos policiacos.
Para asombro de muchos, los indignados norteamericanos no reciben apoyo de congresistas ni de organizaciones vigilantes de los derechos humanos como Ileana Ross-Lehtinen, Marcos Rubio, Mario Díaz Balart o Bob Menéndez. 
Tampoco organizaciones como Freedon House, u otras ONG que tanto apoyan a los contrarrevolucionarias en Cuba como People in Need, Fundación Panamericana para el Desarrollo” (FUPAD) y “Solidaridad Española con Cuba” (SEC), la USAID, “Media Divirsity Institute, el Instituto Nacional Demócrata (NDI), el Instituto Republicano Internacional (IRI), el Fondo Nacional para la Democracia (NED entidades norteamericanas más activas en la canalización de fondos para sus proyectos contra Cuba, han dado su ayuda a los pacíficos indignados que solo piden el derecho a un mundo mejor.
Los participantes de estas protestas, víctimas de la  feroz represión del régimen norteamericano, el mismo que mata despiadadamente a niños y personas inocentes en Iraq, Afganistán, Pakistán, o Libia, merecen sin duda alguna el premio Andrei Sajarov o ser nominados para el Nobel de la Paz.
Desgraciadamente para ellos no hay financiamientos millonarios ni abastecimiento material, porque eso no le conviene al país que defiende los derechos humanos en otras partes del mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s